Estamos muy acostumbrados a escuchar música en el cine. Todo el mundo es capaz de reconocer alguna banda sonora o hay alguna canción que relaciona especialmente con una película o una serie, o incluso con una escena en concreto.

La música juega un papel similar en el mundo de los videojuegos. Además, algunas bandas sonoras se han convertido también en parte de la cultura popular, y costaría encontrar a alguien que no identificara el tema musical de Super Mario o el Tetris.

En este artículo, analizaremos el papel que tiene la música en los videojuegos, presente tanto en la slot tragaperra como en los títulos AAA.

¿Qué aporta la música a un videojuego?

La importancia de la música en los videojuegos va desde la posibilidad que da de construir una atmósfera idónea a la trama y al género del juego hasta ayudar a explicar la propia historia, pasando también por crear una experiencia más inmersiva.

Todo ello se consigue, claro, si se elige primero la banda sonora acertada. Los desarrolladores de videojuegos, como los productores de cine, colaboran con compositores profesionales que saben encontrar las mejores melodías y harmonías.

Ayudarse de la música para crear la atmósfera idónea es imprescindible, por ejemplo, para el género de horror. Poco miedo dan las películas de terror si no puedes escuchar ninguna madera que cruje o monstruo que grita. Y lo mismo puede decirse de los juegos.

Pero no es exclusivo de este género. La primera canción de un videojuego que escuchas (incluso del tráiler) también dice mucho de lo que te vas a encontrar con ese juego y podría ser incluso decisivo a la hora de decidir jugar a él o no.

La música también forma parte de la historia, también cuenta algo. Puede hacernos emocionar en cierto momento, o motivarnos a seguir jugando para salvar a toda la humanidad en peligro. La música se queda para siempre con nosotros.

Además, una melodía bien elegida le permite al creador de un videojuego plasmar los sentimientos de los personajes, incluso más que con sus propias palabras. También ayudará al jugador entender la situación y actuar en consecuencia.

Como decíamos antes, una buena elección sonora hará que el jugador o jugadora se sienta más parte de la historia y viva una experiencia inmersiva. Si suena una música triste porque el personaje está triste, seguramente tú también termines estándolo.

Junto con los efectos de sonido, la música de un videojuego puede hacer que te pongas en el papel del personaje de una forma más efectiva. Es el caso del Grand Theft Auto, por ejemplo, donde incluso puedes elegir la música que quieres escuchar en el coche.

Bandas sonoras icónicas

Hay muchas bandas sonoras que han pasado a la historia de la música en videojuegos, pero hoy vamos a repasar dos de las más efectivas.

Final Fantasy

En términos generales, todas las bandas sonoras de la franquicia de Final Fantasytienen la misma virtud de hacer que el espectador se enganche y se sienta parte de la historia. La música en las escenas de batalla es especialmente intensa y emocionante.

Si tuviéramos que elegir uno de los títulos, la música épica de Final Fantasy VI (1994) sobresale y es prácticamente imposible no pensar en la magistral obra del compositor Nobuo Uematsu. Podría decirse que la de Final Fantasy XV (2016) es incluso mejor.

Super Mario

Nintendo también sabe cómo aprovechar la música para elevar incluso más la calidad de sus juegos. Si hay una que destaca por encima del resto es el tema principal de Super Mario Bros, que lleva por título “Ground Theme” o “Overworld Theme”.

Este clásico de Koji Kondo marcó un antes y un después y fue creado pensando en el ruido que hacen los botones al ser presionados por el jugador. Ha sido reutilizado (y remixado) en prácticamente todos los títulos de la franquicia.

Las franquicias Final Fantasy y Super Mario demuestran la importancia de la música en los videojuegos por dos motivos diferentes pero que son igualmente claves.

Mientras que la música de Final Fantasy es ideal para crear la atmósfera que el jugador necesita para transportarse a su mundo de fantasía, la composición icónica de Koji Kondo ha hecho que el tema Super Mario sea reconocible por todo el mundo.

Y los creadores de videojuegos no tienen otra que entender y comprender el importantísimo papel de la música si quieren hacer una obra que pase a la historia.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: