28 febrero, 2021

La demolición del edificio Venus de la Mina se llevará a cabo en los próximos cinco años

El edificio más conflictivo de Sant Adrià del Besòs ya tiene fecha de derribo. El bloque Venus será demolido entre 2021 y 2026, así lo han aprobado por unanimidad el Ayuntamiento de Barcelona, el de Sant Adrià, la Diputació de Barcelona y la Generalitat de Cataluña.

En el plan de gestión del bloque venus del barrio de la Mina ha estado dotado con 30,8 millones de euros, de los cuales la Generalitat aporta 16,79 millones y el Ayuntamiento y la Diputación de Barcelona la otra parte, a excepción de 6,77 millones del Consorcio del barrio de la Mina. Esta inversión servirá para indemnizar, realojar y dar alquileres sociales a las 244 familias que viven en el inmueble. Las administraciones contemplan que de cara a 2023 los habitantes del edificio comiencen a ser realojados.

El segundo semestre de 2021 está prevista la creación de una oficina técnica que será la encargada de gestionar el cumplimiento del plan. El departamento de Territori ha recordado que Incasòl redactó un plan de gestión del edificio Venus de la Mina en el que se indicaban distintas posibilidades de actuación. Territori también ha ayudado al consorcio del barrio a redactar los pliegues para convocar el concurso con el que escoger el equipo que se encargará del plan de gestión.

El polémico bloque Venus lleva 20 años esperando una solución. El derribo y realojo de los vecinos en viviendas de sustitución estaban previstos en el plan especial de ordenación y mejora del barrio del 2002, aunque jamás se llevó a cabo. Fue en junio de 2020 cuando la justicia dio la razón a los habitantes y obligó a las administraciones a ponerse manos a la obra.

Real Time Web Analytics