El Sindicat de Llogateres, junto con otros sindicatos de vivienda y organizaciones políticas, ha celebrado un acto público anunciando la victoria en la lucha por la regulación de los alquileres y haciendo un llamamiento masivo a la movilización para rebajar los alquileres. Bajo el lema «¡Bajemos los alquileres!», Enric Aragonès, portavoz del Sindicat de Llogateres, ha explicado cómo la entrada en vigor de la regulación de los alquileres, el viernes 15, significa un paso firme en la defensa de los derechos de los inquilinos, prohibiendo por ley las subidas de alquiler en los contratos renovados en 140 municipios, pero que es necesario ir más allá para bajar los precios.

«Tenemos un plan para bajar los alquileres y sabemos que solo lo conseguiremos a través de la lucha sindical y organizada», ha asegurado Aragonès. Posteriormente, ha hecho un llamamiento para que todos los inquilinos se planten ante las presiones de inmobiliarias y rentistas y no acepten ninguna subida de alquileres. Además, ha anunciado que el Sindicat se propone ir activamente a avisar a cientos de inquilinos en Cataluña, inquilinos de los mismos grandes propietarios, para que conjuntamente exijan reducciones de precios: «Iremos a llamar a la puerta de los inquilinos para luego ir a buscar a los rentistas». Es el caso de Diana Virgós, una inquilina que ha intervenido justo después, y ha explicado cómo en su finca, propiedad del fondo buitre Vivenio, la mayoría de las vecinas están pagando un 15% por encima de lo que estipula el índice de precios de la Generalitat.

En el acto han intervenido también otros sindicatos y organizaciones, como el Grup d’Habitatge de Sants (GHAS), el barrio anfitrión del acto y donde más han subido los alquileres en los últimos años. Catalina, portavoz del GHAS, ha ido más allá de la regulación de alquileres y ha denunciado que «son muchas las que directamente no pueden acceder a una vivienda a precio de mercado y están ocupando, en viviendas precarias, o realojadas en hostales y pensiones». En esta línea, ha intervenido también Oriol, un joven organizado en el Grupo d’Habitatge de Les Corts, quien ha afirmado que «la única alternativa para la juventud es organizar un poder popular para hacer frente a la barbarie encaminado a tener la capacidad de poner contra las cuerdas el rentismo y lograr ganancias materiales para el conjunto de las clases populares». El sindicalismo laboral, de la mano del portavoz de la CGT Cataluña, también ha estado presente en el acto y ha dejado claro cómo la capacidad adquisitiva de las trabajadoras ha bajado en picado en los últimos años. Asimismo, ha interpelado a la unidad de clase «que logró tantas victorias y que ahora hará posible bajar los alquileres».

Frente a los intentos de saltarse la ley, es necesario estar informadas y organizadas

Con esta nueva legislación, los arrendadores y rentistas no tendrán la facultad de incrementar los alquileres respecto a la renta anterior, ya sea en el caso de mantener los mismos inquilinos o en el caso de cambio de inquilinos. Sin embargo, conscientes de los intentos de la patronal inmobiliaria de saltarse la ley, el Sindicato de Llogateres llama a estar informadas y, ante cualquier duda o negociación, acudir al Sindicato para no tener que negociar solas y garantizar el cumplimiento efectivo de esta regulación.

Es necesario ir más allá y rebajar los alquileres

La patronal inmobiliaria y los lobbies rentistas son los responsables de la subida de los precios de los alquileres hasta un 60% en los últimos años, y de convertir la vivienda en un bien de especulación. La nueva regulación, además de impedir las subidas en las renovaciones de contrato, establece un índice de precios para grandes propietarios que les obliga a bajar el precio de los nuevos contratos si el alquiler actual está por encima.

Pero la apuesta del Sindicato va más allá, proponiendo la bajada de alquileres incluso antes del vencimiento de los contratos a través de la organización de inquilinas de una misma finca y amparándose en el argumento, que si el contrato finaliza, el precio del nuevo contrato no podrá superar lo establecido por el índice. Con la creación de asambleas de inquilinos y una estrategia sindical, el Sindicato pretende exigir rebajas de alquiler a todos los grandes tenedores.

Bajemos los alquileres, una campaña que se extenderá por todo el territorio y el tejido asociativo

El problema de los altos precios de los alquileres se ha extendido por todo el territorio e inminentemente las subidas estarán prohibidas en 140 municipios. Con el fin de garantizar que todas las personas que viven de alquiler estén informadas y protegidas, ante los intentos de la patronal de saltársela, el Sindicato de Llogateres, junto con organizaciones y sindicatos de toda Cataluña, desplegará una campaña informativa y organizativa en fincas de propiedad vertical y en decenas de municipios catalanes, para lograr su propósito: rebajar los alquileres.

Protegim el dret a l'habitatge. Millorem la vida de la gent. Ajuda'ns a seguir canviant les coses i suma-t'hi.

Comparte: