ISIS se abate sobre Barcelona

Autor: Arturo Colado Fotos: Francesc Sans

Barcelona sufrió el segundo atentado con más víctimas mortales de su historia (13 muertos y más de 100 heridos), convirtiéndose en la primera ciudad española en ser atacada por el Estado Islámico.

Policía cacheando a vecinos y turistas para poder acceder a sus viviendas y hoteles

 

17.00 h. 17 de agosto. Las Ramblas de Barcelona. Una furgoneta blanca invade el carril peatonal central y zigzaguea, a unos 100 km/h, entre los cientos, sino miles de personas que abarrotan el lugar. 550 metros de carnicería, gritos, carreras, pánico y dolor, hasta que el vehículo se estrella con uno de sus emblemáticos quioscos. Demasiado parecido a lo ocurrido en Niza, Berlín, Londres…

Sus ocupantes huyen del lugar a pie, mientras el lugar se convierte en un caos y los mossos d’esquadra y la Guàrdia Urbana se ven desbordados, evacuando a quien puede caminar hacia cualquier comercio o edificio que pueda ofrecer cobijo. Las ambulancias se van agolpando para atender a la gente que ha caído al suelo y Las Ramblas van quedando más y más vacías.

Apenas 35 minutos después la zona queda totalmente acordonada. Metro, autobuses, estación de tren y estación de Ferrocarriles Catalanes quedan anuladas. El Mercat de la Boqueria queda desalojado. El emblemático enclave turístico parece un pueblo abandonado y la prensa y los turistas no pueden acceder a menos de 150 metros de cualquier calle de acceso. Los vecinos son cacheados e identificados para poder volver a casa paulatinamente.

Ya se habla de ataque terrorista. El Estado Islámico reivindica dicho ataque.

La rumorología sitúa a dos de los terroristas atrincherados en un establecimiento de comida turca (Luna de Estambul), situado en la calle Nou De la Rambla 1. Algunas personas aseguran haber escuchados tiros. Luego se desmentirá esta hipótesis por parte de los Mossos d’Esquadra: los ocupantes de la furgoneta han huido en un segundo vehículo. Otra furgoneta, FIAT, matrícula 7082JWD. Se localizará más tarde en VIC, vacía. Los TEDAX no encuentran explosivos en ella.

Varios vídeos impactantes ya circulan por las redes sociales, junto a señales de duelo o comentarios impresentables.

La información es confusa y contradictoria. Un Ford Focus blanco se salta un control en plena Diagonal. Dos mossos son arrollados y una sargento sufre una fractura de fémur. Se produce una persecución hasta Sant Just Desvern, donde el conductor será abatido por la policía, según testigos presenciales. Las fuerzas policiales reconocen la muerte, pero niegan que se hayan producido disparos. El fallecido es español.

El perímetro policial del centro de Barcelona, mientras tanto, se va ampliando poco a poco. Cada vez es más complicado acceder a cualquier lugar. Cientos de personas se agolpan frente a cada calle cortada por los cordones policiales, esperando. Sólo queda esperar, hasta que la Policía decida que las callejuelas del Raval dejen de suponer un peligro.

Comienzan a sucederse las noticias, mientras la noche cae sobre la ciudad.

El Mayor Josep LluisTrapero, cargo máximo de Mossos d’Esquadra, comparece en rueda de prensa sobre las 22.45h. Informa de una explosión por acumulación de gases la noche anterior en una vivienda de Alcanar, relacionada con los hechos ocurridos en Las Ramblas. Asimismo, desmiente que la persona abatida en Sant Just tenga relación con el atentado.

Se han producido dos detenciones, en Ripoll y en el mismo Alcanar, pero el conductor de la furgoneta asesina sigue en paradero desconocido.

Mariano Rajoy se ha desplazado hasta Barcelona, Acompañado por Soraya Sáez de Santamaría y Juan Ignacio Zoido, para dirigir las operaciones de seguridad y el gabinete de crisis establecido con Carles Puigdemont, Ada Colau y el conseller de Interior, Joaquim Forn. Comparece en rueda de prensa pasada la medianoche, con un discurso firme, pero de poco calado informativo.

Los controles de acceso y salida de la ciudad provocan largas colas. Los vecinos acuden a las entradas de la ciudad para llevar comida, agua o pañales a la gente atrapada. Los hospitales no sólo se llenan de heridos y muertos, sino de miles de personas que acuden a donar sangre o presentar su apoyo.

Cerca de las 01.00 h se abre de nuevo el acceso a Las Ramblas. Se puede volver a caminar a pie por los laterales, aunque persiste el control policial. A la 01.45 h se retira la furgoneta del centro de Las Ramblas. Las calzadas estarán cerradas al tráfico toda la noche.

Da la sensación de que se está normalizando la situación poco a poco. Sin embargo…

A las 01.24h se produce una comunicación a través del twitter del servicio de emergencias de la Generalitat (112). Se recomienda a la gente de Cambrils que se refugie en casa, por un operativo policial en marcha. A las 01.35h se confirma un posible nuevo atentado. A las 01.48h se confirma un tiroteo en el Paseo Marítimo. Cuatro posibles terroristas han sido abatidos por los Mossos d’Esquadra, tras atropellar a 6 personas (incluido un mosso) con el mismo modus operandi seguido en Las Ramblas de Barcelona. Portaban cinturones explosivos. Hay un quinto, herido y detenido. Posteriormente morirá en el hospital…

La mañana se despereza con una nueva detención en Ripoll.

El centro de Barcelona y Cambrils está aún en silencio, aunque bares y locales comienzan a abrir poco a poco. Las personas atrapadas en los accesos a la ciudad consiguen llegar a casa, algunos con el alba.

El transporte se prevé abierto de nuevo a partir de las 13h. La ciudad condal ha paralizado todos los actos públicos y fiestas populares, tras declararse tres días de luto nacional.

Mientras tanto, quince personas continúan en estado crítico, lo que hace temer que el número de víctimas aumente a lo largo del día. Se inician los trámites para acoger a los familiares de las víctimas, la mayoría extranjeras, a través del aeropuerto del Prat.

Sigue en paradero desconocido el conductor de la furgoneta que ha provocado la masacre. Asciende a 119 heridos el total de heridos atendidos.

Barcelona y Cambrils. Catalunya. España. Toca levantarse tras lo ocurrido, evitar el arma arrojadiza por parte de las fuerzas políticas, potenciar al máximo la solidaridad y la colaboración. Y reflexionar. Reflexionar sobre lo acontecido, sobre la existencia de la barbarie del terrorismo yihadista y sobre las políticas occidentales que han provocado el ascenso de organizaciones como ISIS.

Pero eso será más tarde. Hoy sólo queda superar lo sucedido, confiar en las investigaciones que se están llevando a cabo, luchar y resistir. Y demostrar que seguimos siendo seres humanos.

Policía sacando gente en pequeños grupos de las ramblas de Barcelona

 

 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*