El Estado Islámico o ISIS sería una criatura de la CIA, el MOSSAD y el MI6 para defenestrar al gobierno sirio de Al Assad por gravitar en la órbita rusa. En la actualidad, elementos del ISIS sirio habrían sido reclutados por la CIA con el objetivo declarado de sembrar el caos a través de la doctrina conocida como “estrategia de tensión”, no siendo descartable que después del cruento ataque terrorista  de Moscú, puedan repetirse nuevos atentados en suelo europeo.

¿Quién está detrás de las amenazas de ISIS?

La posible victoria de Trump en noviembre de 2024 representaría el declive de la estrategia atlantista de Biden y Soros decididos a defender a Putin del poder, el retorno a la Doctrina de Coexistencia Pacífica con Rusia y la implementación del G3 ( EE.UU., Rusia y China) como “primus inter pares” en la gobernanza global.

Para evitarlo, los globalistas habrían ideado la Operación ISIS consistente en despertar sus células durmientes compuestas por militantes europeos del ISIS repatriados a sus países de origen y provocar sangrientos ataques de gran impacto mediático en Europa con el objetivo de crear una atmósfera de miedo e intimidación que conduzca a la anulación de las libertades civiles y favorezca la posterior implementación de un estado policial.

El estreno de la renacida ISIS habría sido el sangriento ataque a la sala de conciertos Crocus en Moscú, con el saldo de unos 140 muertos y más de 150 heridos y cuya autoría fue reclamada inicialmente por el Estado Islámico (EI). Putin ha reconocido posteriormente que los perpetradores del ataque sangriento serían “islamistas radicales” originarios de Tayikistán, pero la sombra de la autoría intelectual seguiría flotando sobre la CIA y la inteligencia británica.

Dada la dinámica de acción-reacción en la que estamos inmersos después del ataque de Moscú, nuevos ataques cometidos por la nueva red  ISIS se podrían repetir en varios países europeos. Así, la reciente amenaza del Estado Islámico o ISIS de un “atentado terrorista en los Cuartos de Final de la Champions” se encuadraría en la doctrina de “la amenaza terrorista local”, promovida por los gobiernos occidentales y apoyada por los medios de comunicación con el fin de “crear una atmósfera de miedo e intimidación, que lleve a una anulación de las libertades civiles y favorezca la posterior implementación de un estado policial”.

Ello sería una deriva involucionista de los estados democráticos fruto de la supresión de los derechos individuales que lleva implícita la cruzada de “Guerra Global contra el Terrorismo” y que contaría con el apoyo mediático de los medios de comunicación. Así, la mass media habría contribuido a instalar en el imaginario colectivo occidental la imagen del Estado Islámico como “un enemigo exterior que amenaza los valores pacíficos y democráticos del mundo occidental” así como “la necesidad de aceptar cualquier tipo de política represiva de las libertades, dentro de la cruzada contra el terrorismo y que podría derivar en la implementación de un estado policial”.

En este contexto, el 8 de diciembre del 2023, la Unión Europea (UE) aprobó la primera regulación integral de la inteligencia artificial (IA) pero según un documento interno al que habria accedido el semanario ‘Politico’ , se posibilita el “uso irresponsable y desproporcionado de tecnología de identificación biométrica como el reconocimiento facial”. El texto jurídico redactado el 22 de diciembre por la presidencia española del Consejo de la UE estableció “la prohibición de esos sistemas de vigilancia biométrica en tiempo real”, pero dejó abierta la puerta a excepciones para que policía y ejército puedan usar esta controvertida tecnología mediante autorización legal para “prevenir amenazas como terrorismo, asesinato o violación”, pero la eurodiputada alemana Svenja Hahn ha denunciado que esa laguna que no aparecía en el acuerdo original “supone un ataque a los derechos civiles como solo conocemos de estados autoritarios como China”, lo cual sería un serio aviso ante la posible implementación de un Estado policial en Europa.

Articulista en Revista Rambla | Otros artículos del autor

Nacido en Navarra en 1957. Escribe análisis sobre temas económicos y geopolíticos. Es miembro de Attac-Navarra. Colabora habitualmente en varios medios digitales e impresos españoles y latinoamericanos.

Comparte: