27 febrero, 2021

Cuidarse comienza siempre por tratar bien a nuestras emociones

Las sesiones de coaching emocional vía Skype o Zoom son totalmente funcionales.
R@MBLA

No cabe duda de que el coaching emocional es muy necesario. Tanto es así, que la situación provocada por la pandemia ha puesto de manifiesto los problemas que tenemos a nivel de autocuidado personal. Tratamos de estar bien en el aspecto físico y no dudamos en hacer sesiones de gimnasio, hacer deporte o cuidar la alimentación. Pero, ¿dónde quedan las emociones? ¿Hay lugar para el cuidado personal? ¿Por qué se descuidan estos aspectos siendo tan importantes?

Ahora ya no hay excusas, porque es posible contar con la ayuda de coaching emocional, life coaching o contar con un coach personal de manera muy sencilla. Si la pandemia pone trabas a las reuniones y sesiones de terapia, nuestro propósito es el de conseguir eliminar esas barreras. Sesiones por Skype o Zoom son la mejor alternativa a estas limitaciones. Porque la salud emocional no entiende de impedimentos, las sesiones individuales o grupales son una realidad con la misma eficacia que las presenciales.

¿Qué se consigue gracias al coaching emocional?

En primer lugar, hay que preguntarse qué son las emociones. Son situaciones inherentes a la condición humana y animal que hace que nuestro estado de ánimo se vea alterado. No es la misma emoción la que sentimos al conocer que vamos a tener un ascenso laboral a la que percibimos al recibir una mala noticia referida a un familiar o amigo. Las emociones, en ocasiones, nos juegan malas pasadas y hacen que nuestro ánimo se tuerza de tal forma que no podamos ser capaces de actuar con naturalidad.

Ahí es donde entra el papel del coach y del coaching emocional. Lo que pretende conseguir es que quien recibe la terapia sea capaz de sacar lo mejor de sí ismo y utilizarlo en cualquier circunstancia. Saber gestionar las emociones tiene muchas implicaciones, no solo en el ámbito personal, sino también en el profesional. Si sabemos quienes somos y cómo actuamos en cada momento, mostrando nuestra mejor cara y utilizando las herramientas a nuestra disposición, las malas pasadas emocionales serán de menor calado.

Y es que los beneficios del coaching emocional están fuera de toda duda, de hecho, ya lleva años aplicándose con éxito en nuestro país. Gracias al coaching mejoramos en todos nuestros aspectos, consiguiendo de nosotros personas más íntegras y que saben responder mejor antes las adversidades de índole laboral, familiar o personal. ¿Podemos permitirnos caer bajo cualquier circunstancia? No. Los beneficios del coaching son estos que describimos a continuación.

Los beneficios que obtienes con el coaching emocional

  • Eres capaz de descubrir tu verdadero potencial, sabiendo muy claro de antemano hasta dónde eres capaz de llegar.
  • En el ámbito laboral, te hace una persona mas capacitada para el trabajo en equipo y para actuar de manera cooperativa, mostrando siempre tu mejor faceta. Eso influye en la percepción positiva que tienen los demás de ti
  • Tienes deseos de avanzar y de hacer avanzar a los demás, es decir, te conviertes en una persona con un punto de vista positivo y que se valora.
  • Tu sensación de bienestar aumenta, y sabes cómo encajar de mejor manera os golpes que nos va atizando la vida.
  • Eres capaz de ver tu realidad y a ti mismo desde otra perspectiva. Ello te hace alguien con un espectro más amplio y con una amplitud de miras mayor. Además, te ayuda a conocer antes cómo es una persona.
  • Adquieres una serie de hábitos positivos y que son para toda la vida. Nada hay mejor que adquirir las herramientas necesarias para hacer tu vida personal y del control de tus emociones una constante.
  • Quienes recurren al coaching emocional tienen una actitud positiva ante. la vida y resuelven de mejor forma los vaivenes que esta les presenta.

Por tanto, queda demostrado que cuidar de nuestras emociones y darles el valor que merecen no es más que una manera más de cuidarse. Para ello, nunca hay que descuidar esos avisos que la mente nos va mandando y que podemos llegar a confundir con otra cosa. Puede que sean tus emociones, te están diciendo que es el momento de comenzar a vivir de otra forma, más acorde con los tiempos actuales. No, sentir emociones no es de personas blandas, hay que saber escuchar lo que nos quieren decir.

Por eso, las sesiones de coaching emocional vía Skype o Zoom son totalmente funcionales, pudiendo realizarse en grupos o de manera individual. La efectividad está más que demostrada, siendo la misma que se obtiene de manera presencial y sin el engorro del desplazamiento. Que la pandemia no sea un impedimento para cuidar tus emociones, porque ahora más que nunca es el momento de saber interpretarlas y conocer sus mensajes. Vivimos tiempos difíciles y complejos, en los que las emociones tienen mucho que decir. ¿Cuándo quieres comenzar a vivir de otra forma y darle importancia a lo que realmente importa en esta vida?

Real Time Web Analytics