Se debe afirmar rotundamente que sí se puede trabajar en España como cuidador no profesional de personas mayores. De hecho, la ley vigente obliga a pagar una cuota o mensualidad por cuidar a un familiar mayor o dependiente.

No obstante, antes de entrar en este campo laboral, los cuidadores profesionales deben completar una formación. Pero en muchos hogares, los familiares cuidan de personas dependientes de edad avanzada o con necesidades especiales, además de sus propios seres queridos.

Como una solución que ofrece la administración, puede trabajar un cuidador no profesional. Es una alternativa que adoptan aquellas familias que carecen de recursos económicos para contratar a personas profesionales. 

La realidad es que cada vez son más los cuidadores sin formación que se hacen cargo de personas dependientes o ancianos con los que tienen un tercer grado de parentesco o más. Las instituciones han hecho hincapié en el papel del cuidador familiar ante la situación actual, ofreciendo algunas opciones para ayudar a las familias en el proceso.

También hay que tener en cuenta que muchas personas que cuidan a sus seres queridos a diario, se ven obligadas a abandonar sus ocupaciones o no pueden conseguir un empleo por su cuenta, lo que hace necesario recibir algún tipo de remuneración.

A pesar de todo, el Gobierno no asigna suficientes fondos o recursos para atender adecuadamente a las personas mayores o dependientes, quienes deberían ser asistidas por especialistas capacitados que puedan gestionar todo tipo de circunstancias o problemas.

Las instituciones son conscientes de ello, a pesar de sus esfuerzos por eludir su responsabilidad, trasladando la tarea de proporcionar cuidados a los familiares, o incluso a los amigos.

Qué labores debe cumplir un cuidador no profesional de personas mayores 

Es común que las personas se pregunten si puede trabajar un cuidador no profesional. Por supuesto que es posible y debe cumplir las funciones siguientes:

  • Atender al anciano o persona dependiente y cuidarla en todos los sentidos.
  • Hacer las labores domésticas del hogar y estar atento a la higiene personal del adulto mayor.
  • Vigilar la administración de la medicación del anciano o persona mayor.
  • Acompañar, en todo momento, al anciano. Ayudarlo con los trámites rutinarios, como ir a hacer las compras, al banco, al médico o a la farmacia.
  • Mantener una actitud paciente, con empatía y un trato que mejore el ánimo, que le haga sentirse protegido y siempre con bienestar general.

¿Se puede percibir una paga por cuidar a un familiar mayor?

La Ley de Dependencia en España se encarga de reconocer los cuidados prestados por los familiares mediante pagos mensuales.

Es una modalidad creada especialmente para los cuidadores de ancianos dentro de las familias. Esta figura aparece cuando una persona pierde parte de sus capacidades mentales, físicas o sensoriales. En estas circunstancias, un familiar asume la responsabilidad de cuidar a dicha persona.

De este modo, sin tener ninguna formación formal, se encarga de gestionar las tareas cotidianas y de cuidar al anciano o persona dependiente.

La pareja del afectado o un pariente consanguíneo hasta el tercer grado, como un tío, sobrino o un bisnieto, son ejemplos fehacientes de lo que puede ser un cuidador no profesional.

Es posible recibir una prestación si se dan las circunstancias idóneas, pero hay una serie de condiciones que deben cumplirse antes de presentar la correspondiente solicitud. En este sentido, se debe haber cuidado al anciano, al menos por un año, para pedir  la prestación.

Se trata de un procedimiento que puede tornarse complejo por lo que es importante apoyarse en profesionales que brinden una asesoría oportuna y el equipo de Beeping puede ser ese aliado que estás buscando para concretar esta tarea. 

Seguridad Social: ventajas de ser un cuidador no profesional

Hace tiempo que el Gobierno español se pronunció sobre el tema y decidió que la administración de la Seguridad Social debía controlar las cotizaciones de los cuidadores no remunerados.

Sin embargo, en 2012 tomaron la decisión de dar marcha atrás y paralizar el procedimiento, para evitar que las arcas públicas siguieran cayendo drásticamente por el elevado coste que suponía.

Hoy en día, los cuidadores no profesionales poseen los siguientes beneficios:

  • Se consideran los días dedicados a cuidar de la persona mayor o dependiente como parte de la vida laboral del cuidador no profesional.
  • Todos los cuidadores no profesionales adscritos al Convenio Especial, no pagan nada, porque el Estado asumió esta responsabilidad.
Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: