2021 está a punto de llegar a su fin, por lo que es un buen momento para hacer un análisis de lo que ha sucedido a lo largo de este año. En lo referente al comercio electrónico, el mismo ha sido inmejorable. Antes de la pandemia ya hablábamos de un sector que se encontraba en pleno auge, pero después de esta complicada situación sanitaria las compras online se han visto multiplicadas.

Ello no es de extrañar, puesto que tanto los barceloneses como el resto de españoles preferían comprar los productos necesarios a través de Internet para no tener que salir de casa, evitando así el contacto con otras personas que acarreaba un cierto riesgo de contagio.

Así pues, es comprensible que incluso quienes antaño no se mostraban muy partidarios de la compra electronica, prefiriendo acudir presencialmente a locales físicos, acabasen decantándose por la alternativa a distancia. Aunque no es el único motivo del crecimiento de las compras a través de comercios digitales.

A continuación mencionaremos algunas de las principales claves que han dado pie a una situación tan favorable para las tiendas online. Adicionalmente, también profundizaremos en el próximo año al que daremos entrada dentro de poco, averiguando qué tendencias se producirán en el ámbito del comercio electrónico.

Precios, logística y envíos gratis: los principales motivos de que se compre tanto a través de Internet

Lo primero que llama la atención de los consumidores son los bajos precios que pueden obtener si se decantan por los comercios electrónicos. Pero, ¿a qué es debido? Es innegable que las tiendas online, en comparación con los establecimientos físicos, se ven capaces de reducir sus precios al no tener que abonar los sueldos de trabajadores que atienden físicamente a los clientes, así como pagar el alquiler de un local destinado a tal fin.

Por otra parte, el nivel de competencia en el entorno en línea es elevadísimo. Ello da pie a que los comercios electrónicos se vean obligados a reducir al máximo posible sus márgenes de beneficios. El objetivo en este caso es el de conseguir a la mayor cantidad de clientes potenciales, los cuales no dudan en recurrir a la tienda que tiene mejores precios.

Fidelizar a la clientela no se logra solamente ofreciendo buenos precios. Por supuesto, los envíos deben llegarles a tiempo. En este sentido se evidencia una gran mejoría respecto a hace años. La logística cada vez está más optimizada a todos los niveles.

Los paquetes llegan en perfecto estado y en un tiempo récord, lo cual valoran muy positivamente los consumidores. Por ende, esto también fomenta las ventas online, aunque la lista de claves no termina aquí.

Por si fuera poco, continuando con lo referente a los envíos, también hay que mencionar otro aspecto trascendental: los mismos pueden llegar a ser gratuitos. ¿De qué manera? En la inmensa mayoría de casos es imprescindible alcanzar una cifra mínima al hacer un pedido.

Por ejemplo, gastando solamente quince euros, el usuario debería abonar cinco adicionales para que el producto llegase a su casa. Sin embargo, en caso de que compre más y alcance el mínimo de treinta, el transporte se realizaría a coste cero. Por ende, estamos ante otro factor que también impulsa las compras a través de Internet.

Tendencias del comercio electrónico para 2022

Previsiblemente, 2022 no será un año de grandes cambios. La pandemia seguirá causando estragos, por lo que muchos ciudadanos continuarán decantándose por salir de casa lo menos posible, optando en su lugar por adquirir a distancia los productos que quieran o necesiten. Pero, ¿qué tipos de compras serán las más habituales? ¿Qué estrategias pondrán en práctica los comercios electrónicos para registrar elevadas cifras de ventas?

En este último sentido, según los datos, ciertas estrategias de publicidad serán aplicadas por las tiendas online, especialmente las que son medidas en tiempo real y llevadas a cabo de la misma manera. Solo así se obtiene un buen ROAS, es decir, Retorno de la Inversión Publicitaria.

De todos los medidores de desempeño del marketing, este es uno de los más importantes y que suelen tener muy en cuenta las tiendas online. De las estrategias que existen con un gran ROAS, en 2022 no dudarán en optar por la de mejorar el branding contratando a un influencer que anuncie sus períodos promocionales y las grandes ofertas.

Anteriormente, se solía creer que este tipo de gastos no repercutían en las ventas. Sin embargo, en el próximo año será una tendencia bastante habitual, puesto que la reputación de la marca aumenta de manera considerable a pesar de que tal vez ello no suponga vender más de forma directa.

Por supuesto, otra tendencia que ya lleva años aplicándose en numerosos comercios electrónicos y que se repetirá en 2022 se resume en indicar en la página web que se le devuelve la diferencia a aquel cliente que encuentre más barato ese producto en cualquier otro portal online. Así demuestran que ninguna alternativa de la competencia tiene precios tan económicos.

Comparte:

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.