BRANGULÍ, EL FOTÓGRAFO QUE RETRATÓ CRECER A BARCELONA

 

A partir del 7 de junio hasta el 23 de octubre, el CCCB acoge la exposición de la obra del fotógrafo catalán Josep Brangulí (1879 – 1945), un fotógrafo que, a través de su cámara fotográfica, retrató la Barcelona de la primera mitad del s.XX y toda la transformación social que conllevó esa época.

 

 

 

 

 

Texto: Aleix Gwilliam  Fotos: Francesc Sans

 

A partir del 7 de junio hasta el 23 de octubre, el CCCB acoge la exposición de la obra del fotógrafo catalán Josep Brangulí (1879 – 1945), un fotógrafo que, a través de su cámara fotográfica, retrató la Barcelona de la primera mitad del s.XX y toda la transformación social que conllevó esa época.

 

La Setmana Tràgica, la República, la Guerra Civil, los talleres artesanos, las fábricas con sus trabajadores y hasta los combates de boxeo de los años 30 fueron algunas de las épocas y lugares que inmortalizó el fotógrafo Josep Brangulí durante los años 1909 y 1945.  La ciudad de Barcelona fue, primordialmente, el escenario principal de su obra y el cambio social de la capital catalana y su apariencia fueron los guiones. Brangulí retrató el puente entre el s.XIX y la modernidad que tuvo lugar en esos años donde hubieron tantos cambios en todos los ámbitos.

 

Brangulí fue uno de los primeros reporteros gráficos que trabajaba sin los plazos que marcaban a los reporteros fotográficos de los periódicos, por lo que su libertad le permitió plasmar en sus fotos momentos que fueron determinantes en el cambio de una ciudad y una sociedad, importantísimos en su historia y en la de España.  Su serie de la Setmana Tràgica fue su primera y en ella podemos observar el comportamiento de una sociedad en transición política y social, una sociedad que también vemos en sus fotografías de los combates de boxeo en el Teatro Olympia o en los varios acontecimientos sociales que tuvieron lugar en esos años. Pero no solo retrató el cambio social sino el cambio de apariencia que sufrió la ciudad de Barcelona al principio del s.XX. Brangulí inmortalizó lugares de la ciudad condal que fueron desapareciendo debido a las obras de modernización como, por ejemplo, la construcción de la Via Laietana que comportó la demolición de muchas viviendas y calles, aunque no se sabe del todo bien si fue por encargo o por criterio del fotógrafo.  La arquitectura también tiene un lugar especial en su colección, ya que podemos apreciar como fue cambiando y se modernizó, adaptándose también el fotógrafo a nuevos estilos y técnicas para así poder ver a través de toda su colección la transformación que tuvo lugar en el cielo y las calles de Barcelona.

 

Aun así, gran parte de la obra de Brangulí fue retratar la vida de las fábricas de la época y es aquí donde vemos por primera vez como las mujeres compaginaban el trabajar con las tareas domésticas y sus roles como matriarcas, además del trabajo infantil en los talleres. Así descubrió realidades políticas, sociales y económicas hasta ahora desconocidas sobre Catalunya.

 

Pero no sólo vemos realidades sociales desconocidas, sino que a través de sus fotografías vemos también detalles increíbles que han pasado desapercibidos durante años, como es la aparición minúscula de un cine en una fotografía que data del 1911. Detalles así son los que hacen que las fotos de Brangulí sean únicas y que, gracias a ellas, podamos revivir esos años que fueron tan importantes en la historia de nuestra ciudad y nuestro país.

 

 

 

 

 

 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*