25 julio, 2021

Así es la normativa antiincendios que debes cumplir si quieres abrir un negocio en Barcelona

Normativa anti incendios Barcelona

Montar y sacar adelante un negocio en una ciudad como Barcelona desde luego, no resulta un recorrido sencillo. Una vez que se empieza con los papeleos y se intenta cuidar cada detalle para cumplir con todo lo estipulado, cualquier emprendedor se puede dar cuenta de que el trabajo se multiplica.

Cuando alguien se plantea abrir un negocio en la ciudad condal, debe atenerse a una serie de regulaciones y normativas que buscan salvaguardar la integridad de un local comercial así como de todas las personas que trabajen o entren en él. Y una de las más importantes es la normativa antiincendios, que busca prevenir que un negocio pueda ser consumido por el fuego.

Para facilitar este trámite, en el día de hoy queremos ponéroslo fácil enseñando cuáles son los principales puntos a tener en cuenta para cumplir esta normativa en cualquier negocio de Barcelona. Para esto, hemos querido dejarnos aconsejar por Diaterm, una empresa especializada en el sector que lleva más de 40 años ofreciendo las mejores soluciones de protección pasiva contra el fuego para empresas y particulares.

El Reglamento de Instalaciones de Protección Contra Incendios

El Reglamento de Instalaciones de Protección Contra Incendios, por el que se regulan las condiciones de seguridad contra incendios en los establecimientos industriales es uno de los principales puntos que cualquier negocio debe cumplir para estar al día con la normativa vigente.

En este reglamento, se recogen una serie de inspecciones, protocolos de actuación y requisitos de seguridad que cualquier empresa que quiera abrir sus puertas en Barcelona debe acatar.

Requisitos de seguridad

El primer punto que se recoge dentro del Reglamento de Seguridad Contra Incendios en Establecimientos Industriales son los requisitos de seguridad con los que un negocio debe contar para llevar a cabo su actividad.

En él se tratan cuestiones como los tratamientos ignífugos necesarios para la prevención del fuego, o la instalación de sistemas automáticos de detección de incendios, alarmas y sistemas de comunicación o el abastecimiento de agua que nos puedan ayudar a controlar las llamas.

También se establece el número de extintores que debe tener un negocio dependiendo de su tamaño, dónde se deben colocar estos y otros sistemas de extinción de incendios como pueden ser los sistemas de extinción por polvo o cómo deben ser y dónde deben ir colocados los rociadores automáticos de agua, en caso de tenerlos instalados.

Por otra parte, también se debe cumplir con ciertos requisitos en cuanto a la calidad de los dispositivos y sistemas mediante el sello europeo de calidad CE y se disponen también las condiciones que deben cumplir las empresas especializadas encargadas del mantenimiento y el aprovisionamiento de los sistemas de protección pasiva contra incendios.

Actuación en caso de incendio

Otro de los puntos que se establece en este reglamento es la actuación que se debe seguir en el negocio a la hora de actuar contra un incendio. Mediante esta normativa se crea un sistema de protocolos antiincendios que permite aumentar la seguridad, proteger a empleados y clientes y, sobre todo, permitir una actuación rápida y eficaz que extinga cualquier incendio lo antes posible.

De esta forma, además de tener una línea de actuación clara en caso de incendio, también se establecen medidas preventivas que ayudan a evitar incendios o minimizar sus daños, siempre con el objetivo de salvaguardar la seguridad de todas las personas que se encuentren en el negocio.

Inspecciones periódicas

Además de los requisitos y los protocolos de actuación que cualquier negocio de Barcelona debe cumplir para abrir sus puertas al público, en el Reglamento también se establecen cómo deben ser las inspecciones periódicas que se deben realizar en los locales comerciales e industriales.

Así, dependiendo del nivel de riesgo de incendio que se establezca para cada negocio, las inspecciones periódicas puede ser cada dos, tres o cinco años, comprobando, por ejemplo, que no se han producido cambios o modificaciones en el negocio o que se siguen manteniendo los mismos índices de calidad tanto en los requisitos a cumplir, como en las instalaciones y mantenimiento.

El mantenimiento: la clave para cuidar de las instalaciones

El mantenimiento de las condiciones antiincendios de un negocio es otro de los puntos clave en los que cualquier negocio debe invertir para confirmar que, efectivamente, sus instalaciones contra incendios continúan funcionando correctamente y están disponibles para su cometido.

Este es otro de los puntos indispensables para cumplir con lo establecido en Reglamento de Instalaciones de Protección Contra Incendios y trata de establecer unos índices mínimos de calidad y seguridad para que cualquier empresa pueda evaluar de forma constante sus instalaciones de protección antiincendios.

Así, se establecen una serie de medidas de comprobación y medios materiales que un negocio puede necesitar para mantener en óptimas condiciones sus elementos de seguridad.

Seguridad y concienciación a todos los niveles

Además de todo lo comentado anteriormente, desde las instituciones también se recomienda a los negocios de Barcelona el hecho de que promuevan iniciativas y reglamentos internos que busquen concienciar acerca de la importancia de la protección contra incendios. 

Así, se recomienda realizar  talleres y cursos de prevención de riesgos laborales entre los empleados, enfocados en ofrecerles información que les ayude a conocer un poco más cómo se pueden prevenir o sofocar incendios dentro del negocio.

Sea como sea, en este sentido, cuanta más información manejemos, más y mejor podremos actuar al prevenir la aparición de un incendio.