El aceite de coco se ha empleado en el ámbito de la cocina tradicional. No obstante, a lo largo de los últimos años se ha introducido en la cosmética debido a sus beneficios implícitos. En realidad, dentro de la naturaleza podemos encontrar una gran variedad de recursos de gran valor: el aceite de argán para el cabello o el aceite de almendras para el cabello son algunos ejemplos. Pero, ¿hasta qué punto es bueno utilizar aceite de coco? A continuación reunimos sus principales beneficios a nivel capilar. ¡Toma nota!

Esto es lo que el aceite de coco puede hacer por tu cabello

Efecto reparador

Aunque su efectividad para tratar las puntas abiertas o el deterioro del cabello debido al efecto de agentes externos como la exposición a productos químicos, pocos saben que su potencial no sólo se reduce a las capas superficiales. Aplicar aceite de coco para el cabello sobre las raíces promueve el crecimiento y minimiza su caída.

Hidratación

Su composición lo convierte en un hidratante natural, por lo que su aplicación es especialmente efectiva para cabellos grasos o secos.

¡Fuera enredos!

Uno de los efectos colaterales de su capacidad hidratante es una mayor sedosidad. Aplicar de forma periódica aceite de coco puede ayudar a prevenir y atenuar nudos y enredos.

Previene la aparición de piojos

La mayoría de productos cosméticos antipiojos están formulados para tratar problemas de infestación una vez que se ha producido una invasión. El aceite de coco, a diferencia de estas soluciones químicas, no sólo palia o trata el problema cuando ya se ha producido. También actúa como recurso de prevención. Pero, ¿dónde se esconde el secreto de su efectividad? Dentro de su composición existe un gran porcentaje de ácidos grasos que son tóxicos para este tipo de insectos. Su aplicación periódica los disuade actuando como un potente repelente que además no genera efectos secundarios indeseados porque no es un ingrediente tóxico para los seres humanos.

Propiedades antimicrobianas

Su alto contenido en ácidos grasos también tiene la capacidad de minimizar la producción de sebo, paliar los problemas de caspa o erradicar la presencia de agentes microbianos.

Efecto protector

Su composición es rica en proteínas, minerales y proteínas. A partir de un proceso de absorción, su aplicación promueve la asimilación de nutrientes dotándolo de una mayor resistencia y vitalidad ante agentes externos.

¿Es recomendable utilizar aceite de coco en todo tipo de cabellos?

En el mercado podemos encontrar productos cosméticos que, a pesar de proporcionar grandes beneficios al aplicarse sobre determinados tipos de cabello, están contraindicados para otros. En el caso del aceite de coco, es habitual que se generen este tipo de dudas. ¿Es compatible con cabellos húmedos o con cabellos secos?

En realidad, puede aplicarse en ambos casos. No obstante, es importante tener en cuenta cuál es la razón por la que se utiliza.

Consejos de aplicación para cabellos grasos

En el caso de los cabellos grasos, constituye un buen recurso porque proporciona todos los beneficios que hemos especificado en los epígrafes anteriores. Para aplicarlo bastará con seguir las siguientes indicaciones:

  • Aplica una pizca de aceite de coco sobre tu cuero cabello y, a continuación, comienza a masajear la superficie con delicadeza.
  • Mantenlo durante un periodo de entre veinte o treinta minutos.
  • Lava tu cabello como sueles hacerlo habitualmente hasta que hayan desaparecido los residuos de aceite de coco.
  • Para que los efectos sean más perceptibles, lo más recomendable es repetir el proceso durante varias semanas consecutivas. En cualquier caso, es imprescindible prestar atención a la dosificación. Es importante que la cantidad sea reducida o, de lo contrario, se generará el efecto contrario, es decir, el cabello tendrá una apariencia más grasa.

Aceite de coco para el pelo rizado

Los problemas de encrespamiento tienden a ser más acusados en el caso de aquellas personas que tienen cabello rizado. Éstos pueden agravarse si se recurre al alisado con secadores o planchas porque éste tipo de dispositivos pueden resecarlo. Además, el uso de demasiados productos químicos como gomina o tintes pueden poner en riesgo su salud.

Aplicar un poco de aceite de coco (bastará con unas gotas) al finalizar cada lavado y desenredado ayudará a contrarrestar estos problemas.

Aceite de coco para problemas de caída

Sus propiedades pueden ser beneficiosas para afecciones como la alopecia. Al actuar directamente sobre la raíz pueden promover el crecimiento y su fortalecimiento. En muchas ocasiones, la caída anormal está propiciada por un abuso de productos químicos perjudiciales o por carencias nutricionales. En este tipo de circunstancias es aconsejable agregar unas gotas de aceite de coco dentro del envase del champú.

Además, para mejorar su nivel de penetración y multiplicar sus efectos es recomendable calentarlo levemente y aplicarlo a través de un masaje con intensidad moderada. Para incrementar sus beneficios lo más aconsejable es dejarlo actuar durante toda la noche (es decir, sin aclarar) cubriéndolo con un gorro de ducha.

Este remedio natural puede repetirse con una periodicidad de una o dos veces por semana. Sin embargo, en caso de que el problema sea demasiado grave, lo más aconsejable es recurrir a un profesional especializado en salud capilar.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: