Dos mujeres emprendedoras, Paula Bañuelos y Rakel Calzada, son las protagonistas del proyecto en España. Tras ganar el Premio Mujer Emprendedora de la Comunidad de Madrid en 2017, no han dejado de difundir que la educación emocional es la base de todo el aprendizaje.

En 2018, recibieron el premio GO! ODS de la Fundación Rafael Del Pino como empresa de referencia para el Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 Educación de Calidad. Ese mismo año, la aceleradora de educación SEKlab también los destacó, llevándolos al mundo de las edtech.

Desde entonces, han estado trabajando en desarrollar los programas más innovadores para animar a padres y educadores a adentrarse en el mundo de la educación emocional como el mejor referente educativo.

Según comenta Rakel Calzada, Directora de Educación, “si desde el inicio nos contaran que en la infancia se define la salud mental de un adulto, trataríamos con mucho más amor el alma de los niños y de las niñas”.

Una de las cifras más alarmantes sobre la salud mental de los menores en estos momentos es un aumento de más del 47% de los trastornos mentales, factor que sin duda ha contribuido al miedo y aislamiento provocado por la pandemia del Covid-19. Según datos publicados por la Academia Española de Pediatría, muchos jóvenes y niños presentan más ansiedad, síntomas depresivos, autolesiones y conductas suicidas.

Conscientes de la necesidad de proteger y mejorar la salud mental de los menores, Paula Bañuelos y Rakel Calzada trabajan desde 2020 para conseguir este objetivo: “La única solución efectiva, a largo plazo, es cuidar primero el bienestar de los educadores, porque la sociedad actual está exigiendo a nuestros jóvenes enfrentarse a entornos en constante cambio, complejos e imprevisibles, que requieren de una gran dosis de inteligencia emocional que no les estamos sabiendo dar”, comenta Paula Bañuelos, CEO de Brave UP!

No cabe duda de que apostar hoy por la educación emocional y la salud mental es apostar por el bienestar psicológico, la adaptabilidad y el futuro laboral de los menores.

Pero, ¿Cómo ser emocionalmente inteligente?

Brave UP ha desarrollado un enfoque de aprendizaje basado en juegos donde los adultos tienen la oportunidad de aprender un conjunto de habilidades y actitudes durante tres meses, que luego se desarrollan en la práctica diaria. Esto le permite administrar su trabajo y conectarse con otros de una manera emocionalmente saludable.

El juego propone un recorrido online donde todos van acompañados de un profesional de la educación. Tienes que visitar tres islas, cada una con un cofre de cuatro diamantes para pulir.

Con este juego, Paula y Rakel demostraron con éxito el desarrollo del aprendizaje de la educación emocional con un mapa, tres cofres y 12 diamantes que almacenan habilidades emocionales para educar a los menores con calma y respeto.

Brave UP! ofrece todo un completo set de recursos gratuitos para la educación emocional de una forma amena y divertida. De todos los recursos gratuitos, destacan el Bingo de las Emociones, 144 flashcards con preguntas curiosas para fomentar el pensamiento crítico, y el acuerdo de horarios TIC entre adultos y menores. Además, propone una combinación de cursos para que cada uno elija según sus necesidades y tiempo.

La próxima convocatoria para el curso, “Especialista en Educación Emocional en Acompañamiento Emocional a Menores”, será el próximo 3 de octubre.

Al tiempo, Brave UP! desarrolla contenido casi a diario en redes sociales, destacando las intervenciones de Rakel Calzada en TikTok, con más de 39.000 seguidores, y los webinars impartidos por Paula Bañuelos, denominados Encuentros Educativos gratuitos, organizados para que sus seguidores puedan mantener actualizados los métodos para educar niños y niñas emocionalmente inteligentes.

Y ya lo sabes, “si quieres educar de forma extraordinaria,  primero conviértete en una persona extraordinaria,  porque los menores olvidaran lo que hiciste, pero nunca cómo les hiciste sentir”.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: