POR UNA SANIDAD PÚBLICA Y DE CALIDAD

altCon la participación de más de 400 personas inscritas y 40 colectivos, el pasado fin de semana tuvieron lugar, en las Cotxeres de Sants de Barcelona, las jornadas de debate sobre la sanidad pública catalana organizadas por la Candidatura d’Unitat Popular–Alternativa

 

 

 

Con la participación de más de 400 personas inscritas y 40 colectivos, el pasado fin de semana tuvieron lugar, en las Cotxeres de Sants de Barcelona, las jornadas de debate sobre la sanidad pública catalana organizadas por la Candidatura d’Unitat Popular–Alternativa d’Esquerres (CUP-AE). Las jornadas, con el lema: “Construïm la sanitat als Països Catalans” (Construimos la sanidad en los Países Catalanes), fueron precedidas por la publicación del libro “El preu de la salut” (El precio de la salud) de los investigadores en sanidad pública Carme Borrell y Joan Benach. Así mismo se lanzaron 100.000 ejemplares de un periódico editado por la CUP-Sanitat, que nos muestra la sanidad en cifras, los futuros copagos y el proceso de privatización de hospitales y servicios. Se resalta los recortes del actual conseller de sanidad de la Generalitat, señor Boi Ruiz, que no olvidemos que fue director general y presidente de la patronal privada de hospitales. Las llamadas “puertas giratorias”, como la citada anteriormente, y las irregularidades como las del holding municipal Innova, tienen su apartado en esta publicación. Los documentalistas Carlos Collazo y Carlos Vera presentaron el preestreno de: “La salud, el negocio de la vida. Pagar por vivir”.

 

alt

 

En las diversas mesas redondas y debates de los colectivos de lucha, en el ámbito sanitario, participaron muchos profesionales de la salud como médicos, enfermeras y trabajadores en hospitales y centros de atención primaria. La conferencia inaugural que abrió las jornadas estuvo dedicada a: “La incidencia de la agenda neoliberal en la gestión de la sanidad en el mundo”. En dicha conferencia se habló de las experiencias de la red pública sanitaria de Venezuela y Cuba. La participación anunciada del catedrático Carles Muntaner, de la Faculty of Nursing y de la Dalla Lana School of Public Health de Toronto, al final no fue posible por imprevistos en el viaje.

 

Isabel Iturria es médico internista, cardióloga y exministra de Salud de gobierno Bolivariano de Venezuela. Habló del programa de sanidad pública conocido como “Misión barrio adentro”, que en su día promovió Hugo Chávez con el apoyo del gobierno de Cuba y que, entre otras cosas, delega en los comités locales las inversiones en salud, que deciden cuándo, cuánto y dónde se invierte. Enseñó gráficos obre la mejora en los indicadores de la desigualdad sanitaria, en comparación con los países de la zona. Por ejemplo, EE.UU., uno de los países más ricos del mundo, nos dijo Isabel Iturria, y que más gasta en sanidad, está en el puesto 36, para hombres, y 42 para las mujeres, en las listas mundiales de esperanza de vida. Por lo que la riqueza de los países no basta si no hay una voluntad política de universalizar la sanidad pública y de calidad, en pocas palabras, que la salud sea un derecho y no una mercancía a la que sólo puedan acceder unos pocos.

 

Tania Aguilar es médico de familia y vicedirectora de la Escuela Nacional de Salud Pública de Cuba. La doctora Aguilar destacó la importancia de los médicos de familia, ya que en Cuba, el 85% de los problemas de salud se resuelven en las instancias de la atención primaria. Todos los médicos cubanos, antes de especializarse, deben pasar de 4 a 5 años en la medicina general y comunitaria. Muy gráfico fue los datos de mortalidad que, de cada 100.000 nacidos, pasó de un 61% de muertes antes de la revolución, a los 4,6% de ahora (2013), muy similares a los países más ricos, pero con menos gasto por habitante, aproximadamente un tercio menos de lo que gasta EE.UU. Por cierto, en España, la tasa de mortalidad con respecto a 2011 ha subido, exactamente pasamos de un 8.30 % a 8,60% en 2012, o lo que es lo mismo, que de cada 1.000 habitantes mueren 8,60. En Cuba hay 40.000 trabajadores sanitarios, 10.000 de ellos médicos, muchos están repartidos por los servicios públicos de 68 países. La doctora Aguilar pidió un aplauso al público cuando dio el dato de que el 70% de los médicos son mujeres, y un 56% están en cargos dirigentes de la sanidad cubana. En España, según datos de 2010, el 45,8% de los médicos colegiados son mujeres.

 

BLINDAR EL DERECHO AL ABORTO

 

En otro orden de cosas, a iniciativa de los tres diputados de la CUP-AE, los pasados días se registró en el Parlament de Catalunya una solicitud para la creación, en el seno de la Comisión de Salud, de un grupo de trabajo sobre la ley sexual y reproductiva con el objetivo de que se debata la opción de bridar el derecho al aborto en una futura ley catalana. Una ley que, en opinión de la CUP, debe garantizar el acceso universal y gratuito a la interrupción voluntaria del embarazo. Así como al acceso universal a los métodos anticonceptivos y la dispensación gratuita, en la red sanitara pública, de la farmacología de anticoncepción de urgencia, la llamada píldora del día después.

 

Todos los grupos parlamentarios, menos el del PP, dieron su apoyo a la iniciativa, es decir: CiU, ERC, PSC, ICV-EUiA y C’s. Por su parte, la diputada Isabel Vallet de la CUP denunció que: “La regresión por la contrarreforma de Gallardón sobre el derecho al propio cuerpo de las mujeres es intolerable”. Vallet recordó al ejecutivo catalán que “si no se atreve a desobedecer” persistirá la movilización del movimiento feminista y la sociedad en general por un aborto libre y gratuito.

 

alt

 

alt

 

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*