Barcelona subirá hasta el máximo el recargo municipal del impuesto turístico; es decir, que quienes vengan a la ciudad paguen 4 € por persona y día, en vez de los 3,25 € que pagan ahora. El recargo municipal es adicional al impuesto catalán (la recaudación del cual se reparten después a partes iguales, la Generalitat y el Ayuntamiento). El Pleno del mes de junio ha aprobado una propuesta de ERC para encarecer el recargo, con los votos a favor de los republicanos, del gobierno del PSC, de TriasxBCN y de BComú. En cambio, el PP y Vox han votado en contra.

Elisenda Alamany (ERC) ha dicho que ahora es más el dinero que Barcelona invierte en turismo que no lo que aportan los visitantes a las arcas municipales y, por eso, ha defendido que «con medidas como esta podríamos hacer las paces y cubrir gastos». Ramon Tremosa (TriasxBCN) también se ha sumado, pero ha recordado que «hay margen por recorrer porque otras ciudades europeas, como Estrasburgo, cobran 10 euros la noche» y Janet Sanz (BComú) ha dicho que «nunca es tarde si el dicho es bueno».

Àngels Esteller (PP), en cambio, ha rechazado la propuesta: «Lo que nosotros reclamamos es que Barcelona recaude el cien por cien del impuesto turístico de la Generalitat», ha dicho. Gonzalo de Oro (Vox) ha acusado la propuesta de ERC de ser «una tragaperras más».

El encarecimiento se podría aplicar ya en octubre

En el debate al plenario, el teniente de alcaldía de Economía y Turismo, Jordi Valls, ha anunciado que el gobierno municipal del PSC ya ha puesto en marcha la maquinaria para hacer posible el encarecimiento del recargo turístico hasta los 4 €. Según ha dicho, el 12 de junio el Ayuntamiento hizo la solicitud formal para hacer el cambio fiscal en el Consejo Tributario de Barcelona y someterá a votación el encarecimiento a la Comisión de Economía del mes de julio.

«Esperamos que entonces la medida tenga el apoyo de todo el mundo, quien hoy ha votado a favor», ha dicho Valls. En caso de que la Comisión de Economía apruebe provisionalmente el encarecimiento del recargo, ya se podría empezar a aplicar este mismo octubre, si no hay alegaciones. Si hay, la medida se aplicará a partir de abril del 2025.

20 millones de euros extras

Ahora mismo Barcelona está cobrando unos 95 M € con el impuesto turístico: 20 millones provenientes del impuesto catalán (porque el 50% lo recauda el Ayuntamiento) y 75 M € más provenientes del recargo municipal, que está fijado en 3,25 € por persona y día este 2024. En caso de aumentar los 3,25 € hasta los 4 €, supone que Barcelona acabará cobrando unos 20 M € extraordinarios y, por lo tanto, se llegaría hasta unos ingresos de 115 M €.

Jordi Valls ha explicado que este dinero se destinarán al gasto ordinario de la ciudad (en áreas como la limpieza y el transporte público), a la gestión de los EGA y a la mejora de las infraestructuras y la promoción de la Feria de Barcelona. El gobierno de Jaume Collboni ya intentó encarecer hasta los 4 € el recargo municipal del impuesto turístico (en algunos supuestos), en la propuesta de ordenanzas fiscales para este 2024. Ahora bien, el Pleno acabó tumbando tanto la propuesta de ordenanzas como la propuesta de presupuesto municipal de este año.

Los hoteles aportan 400 M € en impuestos

El Gremio de Hoteles de Barcelona no ha tardado a reaccionar a la aprobación este viernes al Pleno del Ayuntamiento de Barcelona del incremento del recargo municipal del impuesto turístico hasta los 4 € por persona y día (ahora es de 3,25 €). El sector se ha mostrado en contra de la medida propuesta por ERC, que ha tenido el apoyo del PSC, de TriasxBCN y de BComú. El sector defiende que «ya contribuye sobradamente con los impuestos que graban su actividad».

En este sentido, cifran en más de 400 millones de euros el dinero que el conjunto de hoteles de Barcelona aportan anualmente en concepto de impuestos (IVA, impuesto sobre sociedades, IAE e IBI). Además, señalan que la tasa turística supone el tercer ingreso más importante del presupuesto municipal del 2024, por detrás del IBI y las plusvalías. Traducido en cifras, aseguran que el Ayuntamiento recauda 95 millones de euros por esta vía: 20 provienen del Fondo del Turismo de la Generalitat y los otros 75, del recargo municipal.

Además de rechazar el incremento de la tasa que tienen que pagar los turistas por cada día de estancia a los hoteles de la ciudad, exhortan el gobierno de Collboni a destinar «los recursos obtenidos de este incremento a aspectos como la mejora de las infraestructuras feriales, la seguridad, la limpieza y la gestión de la ordenación de la ciudad».

Comparte: