13 universitarias mueren en un accidente de autocar en Tarragona

altVeinte y cuatro heridos continúan ingresados. Uno de los heridos está en estado crítico y seis más, graves. El chofer también está hospitalizado y todavía no ha podido declarar ante el juez. Las 13 víctimas mortales son chicas de entre 19 y 25 años de seis nacionalidades

 

Veinte y cuatro heridos continúan ingresados. Uno de los heridos está en estado crítico y seis más, graves. El chofer también está hospitalizado y todavía no ha podido declarar ante el juez. Las 13 víctimas mortales son chicas de entre 19 y 25 años de seis nacionalidades

 

alt

 

El conductor del autocar accidentado ayer en la AP-7 podría ser investigado por trece homicidios imprudentes, tantos como víctimas mortales, y por lesiones imprudentes: se le atribuirían tantos delitos de este tipo como heridos de bastante consideración haya, según el balance que hagan los forenses. Posiblemente serían una treintena, si tenemos en cuenta que se hospitalizaron 34 personas, aunque diez ya han sido dadas de alta. Este es el recorrido penal del caso que ha indicado como probable el titular de Interior de la Generalitat, Jordi Jané, en declaraciones hechas esta mañana en la rueda de prensa de varios consejeros en Tortosa. Según Jané, cuando el chofer sea citado a declarar por el juzgado, será en calidad de investigado por los posibles delitos de lesiones imprudentes y homicidios imprudentes.

 

Sin embargo, de momento la imputación de estos delitos aún no es un hecho que la investigación está en una fase muy inicial. Los Mossos no han completado el atestado y fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) aseguran que el juzgado de instrucción -que es quien debe fijar el tipo penal se aplicarán aún no ha decidido los delitos por los que se investigaría el conductor.

 

Con el Código Penal en la mano, si se confirma que el accidente fue causado por un ataque de somnolencia que hizo que el conductor perdiera el control del vehículo, sólo se le podrían atribuir delitos de imprudencia si hay pruebas que comportarse de manera negligente. Como la prueba de alcoholemia y de drogas salió negativa, y teniendo en cuenta que el tacógrafo del autocar indica que no había conducido más horas de las permitidas, sería necesario que algún testigo acreditara que no dormir lo suficiente para estar en condiciones de volverse a poner al volante a las cuatro de la madrugada, hora en que salían de Valencia. También es importante escuchar su declaración.

 

El consejero de Interior ha dado hoy otros detalles sobre el accidente. Sánchez ha explicado que las trece víctimas mortales fueron las que estaban sentados en el lado izquierdo del autocar, la esquina que volcó, ya que quedaron atrapadas entre la chatarra y la calzada. Algunas no llevaban cinturón, aunque Sánchez ha destacado que en este caso no fue un elemento decisivo. En rueda de prensa, el consejero de Interior ha añadido que el autocar había pasado todas las homologaciones y revisiones.

 

Los forenses trabajan para identificar a las víctimas

 

Sin embargo, aunque no esté decidido el tipo penal, el juzgado le citará a declarar como investigado (lo que antes se llamaba imputado) y no como testigo para proteger sus derechos y no viciar la investigación. Es decir: si declarara como testigo y explicara hechos que el comprometan, sería obligatorio detener la declaración, anunciarle que pasa a ser investigado, decirle que tiene derecho a no declarar y buscar un abogado a toda prisa. Además, lo que hubiera dicho como testigo difícilmente podría ser utilizado. Es por eso que muchas veces en este tipo de casos se cita un implicado como investigado aunque en un primer momento no haya pruebas contundentes contra él: siempre se está a tiempo de archivar la imputación de delitos después, sin llegar a juicio.

 

El conductor tenía previsto declarar este lunes por la mañana a las 10 horas en el juzgado de Amposta. Finalmente no ha ido ni se prevé que lo haga hoy, porque está ingresado en la UCI del Hospital Virgen de la Cinta con una contusión pulmonar que se le detectó horas después del choque, cuando se empezó a encontrar mal.

El alcalde de Freginals, José Roncero, pidió no criminalizar hasta que se resuelva la investigación. Raúl López, de Autocares Alejandro, ha explicado a RAC1 que el conductor hacía 17 años que trabajaba con ellos y que su historial esimpecable“.

 

 

El equipo forense del departamento de Justicia ya ha llevado a cabo las autopsias a las 13 víctimas mortales del accidente de autocar en Freginals, que acabaron ayer domingo a las 20.00 horas. Los Mossos y el equipo forense también han comenzado a entrevistarse con los familiares de las víctimas a medida que llegan desde los diferentes países de procedencia hasta el Tanatorio de Tortosa-Jesús. Según Protección Civil ya han hablado con las familias de ocho de las chicas, que han reconocido los cuerpos. Se prevé que hoy lleguen tres familias más.

 

Sánchez explicó que siete de las trece víctimas eran italianas. También había dos alemanas, una rumana, una francesa, una uzbeka y una austríaca. Según la Conselleria de Justicia, a falta de confirmación de los forenses, ya se habrían identificado cinco chicas italianas, la austriaca y la uzbeka.

 

A medida que llegan a Tortosa, los Mossos y el equipo forense acompañan a los familiares en la identificación de los restos y recogen todos los datos que les puedan ayudar. Estos datos pueden ser muestras de ADN de un cepillo de dientes, radiografías de los dientes o huellas dactilares.

 

A diferencia de España, muchos países sólo disponen de las huellas de las personas fichadas por la policía. Es por eso que dos de los forenses del equipo activado por el Departamento de Justicia son especialistas en odontología, con experiencia en identificación de cadáveres en grandes catástrofes a través de la forma de la dentadura. Si los hay, los Mossos piden información a los dentistas de las posibles víctimas a través de la Interpol. El Tanatorio de Tortosa-Jesús y los juzgados de Amposta también hay 10 intérpretes del Departamento de Justicia capaces de traducir en inglés, francés, italiano, alemán y otros idiomas. Los intérpretes asisten a las víctimas y los familiares en el reconocimiento de los cadáveres y durante las entrevistas con los Mossos y están a disposición de los afectados que quieran agilizar todos los trámites judiciales vinculados al accidente.

 

El consejero de Salud, Toni Comín, concretó desde se Tortosa que los 24 heridos que se encuentran ingresados ​​tienen todos entre 20 y 34 años y hasta trece nacionalidades diferentes, entre las que se encuentra la española. Diecisiete son heridos de gravedad baja o media, seis están graves -entre ellos el conductor, un hombre de 62 años- y uno más se encuentra en estado crítico. El consejero de Interior, Jordi Jané, a su vez, ha concretado que el Gobierno ha contactado con todas las familias y que se les está facilitando el transporte hasta Tortosa.

 

Los primeros familiares ya llegaron anoche. Para establecer la identidad de los cadáveres, los forenses tendrán en cuenta tres fuentes: el resultado de la autopsia, el reconocimiento ocular y la información que puedan aportar las familias (como radiografías, huellas dactilares o muestras de ADN). Los cuerpos se podrán entregar a las familias cuando estén identificados y la juez lo haya autorizado.

 

Para identificar las víctimas mortales, el departamento de Justicia ha activado un equipo forense formado por 17 profesionales de las Tierras del Ebro, Tarragona y Barcelona. El equipo lo ha coordinado sobre el terreno el director del Instituto de Medicina Legal y Forense. Dos de los forenses que se desplazaron son expertos en catástrofes, especialistas en odontología y en identificación de víctimas mortales.

 

 

La Universidad de Barcelona habilitó desde ayer un espacio de duelo en el vestíbulo del Edificio Histórico, que mantendrán hasta el próximo miércoles 23. Asimismo, este lunes a las 12 horas se harán cinco minutos de silencio en recuerdo de las víctimas , que contarán con la presencia de la alcaldesa de Barcelona, ​​Ada Colau; el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el rector de la UB, Dídac Ramírez.

 

alt

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*