El presidente ucraniano, Volodomir Zelenski, ha acusado a Amnistía Internacional (AI) de ponerse del lado de los “terroristas”, después que esa organización condenara en un informe a los militares ucranianos por asentar armas en zonas civiles, en violación del derecho humanitario.

“Hoy hemos visto un informe de Amnistía Internacional que, lamentablemente, intenta amnistiar al Estado terrorista y trasladar la responsabilidad del agresor a la víctima”, dijo Zelenski en un discurso por video en la noche del jueves.

“Si alguien hace un informe que pone al agresor y a la víctima al mismo nivel, eso no se puede tolerar”, afirmó el presidente.

Zelenski repitió tres veces que “Ucrania es una víctima”, y señaló que “cualquiera que dude de esto es cómplice de Rusia -un país terrorista-, y terrorista él mismo y participante de los asesinatos”.

“Posición defensiva no exime del respeto al derecho humanitario”

El informe en cuestión, publicado el mismo jueves, detalla 22 casos en los que las fuerzas ucranianas lanzaron ataques desde escuelas y cinco ejemplos del uso de hospitales como “bases militares de facto”. AI dijo que “no le consta” que en los casos documentados los soldados de Kiev pidieran a los civiles que evacuaran los edificios colindantes, o si los ayudaron a hacerlo antes de ocupar las instalaciones civiles.

“Hemos documentado que las fuerzas ucranianas ponen en peligro a los civiles y violan las leyes de la guerra cuando operan en zonas pobladas. Estar en una posición defensiva no exime al Ejército ucraniano de respetar el derecho internacional humanitario”, explicó en el informe Agnés Callamard, secretaria general de la ONG.

“Turbas y trolls de redes sociales”

Aunque AI también acusó a Rusia de infringir el derecho internacional en la gestión de su operación militar, el informe fue criticado en Internet por los partidarios del régimen de Zelenski, que acusaron a la organización internacional de difundir “propaganda rusa”.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: