Han tenido que pasar cuatro días para que la alcaldesa de Barcelona sacase la nariz por las fiestas de Gràcia. Ha sido después de participar en el delirante acto en homenaje de las víctimas del 17-A. Sobre el mediodía, con las calles semivacías, ha realizado un pequeño tour por el barrio. Al llegar a la calle Progrés, una vecina ha iniciado una conversación con Ada Colau y le ha entregado una cucaracha de cartón.

“He pensado que te quería dar esto, ya que tenemos la ciudad plagada de bichos. ¿Ah, que no la ves?”, le ha espetado la ciudadana en tono irónico. Ante esta reacción, Colau se ha limitado a negar que eso fuera cierto: “No, no está llena de bichos la ciudad”. La otra interlocutora ha replicado: “Ah, ¿no? Pues no sé por dónde paseas, hija mía, porque aquí lo tienes todo lleno”. A su vez, Ada Colau le ha manifestado y recordado que vive “cerca” de la zona, y la ciudadana le ha trasladado que “quizás es que tu calle vienen a desinfectarla más a menudo”. La alcaldesa de Barcelona ha defendido que “el servicio de limpieza trabaja en todas partes” de la capital.

La conversación ha finalizado con la vecina utilizando el tono irónico de nuevo: “Creo que todos los que estamos aquí podemos decir que este año ni una [cucaracha], eh… Está todo perfecto, que vaya muy bien”. La vecina ha girado la espalda a Colau, quien ha respondido con un “Recibo el mensaje, muchas gracias” y le ha dejado encima de la mesa la cucaracha de cartón que la ciudadana le había dado.

Posteriormente, la líder de BComú ha continuado su recorrido por las calles de la Vila de Gràcia. Una visita, por lo tanto, que no ha estado exenta de algún disgusto para la alcaldesa. Cabe recordar que en las últimas semanas, han aflorado imágenes de la presencia de ratas o cucarachas en varios puntos de Barcelona.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: