Los festejos taurinos acaparan protagonismo este verano debido a las constantes polémicas e imágenes comprometedoras en las que los animales aparecen padeciendo altos niveles de estrés y dolor físico, fracturas, muertes agónicas, estrepitosas caídas y golpes y múltiples vejaciones por parte de desaprensivos. Las últimas imágenes crueles de un evento de estas características han sido documentadas y compartidas por el Partido Animalista PACMA. Se trata de una becerrada celebrada el pasado 17 de agosto en Vinuesa (Soria) en la que un grupo de aficionados «martirizan» hasta la muerte a varios animales de corta edad.

«Nuestro trabajo es hacer que esto se sepa para que la sociedad pueda opinar sobre ello y posicionarse. Estos eventos se llevan con relativa discreción y normalmente supone un problema documentarlos porque los organizadores y los participantes no quieren que se vea cómo torturan a los animales», explica el presidente del partido, Javier Luna.

En las imágenes, no aptas para personas sensibles, se aprecia cómo un grupo de jóvenes aficionados burlan constantemente a los becerros y les clavan objetos punzantes hasta que deciden matarlos, fallando en numerosos intentos y atravesándolos por los costados. El corte de oreja se hace con los becerros aún conscientes.

El Partido Animalista ha documentado varios eventos taurinos en lo que denominan «un verano para olvidar» en lo que se refiere a la cantidad de festejos taurinos celebrados en España tras un parón considerable por la pandemia: «están tratando de recuperar lo perdido e intentando llevar la tauromaquia a sitios de España en los que ni siquiera está arraigada, metiéndola con calzador y acercándola a los niños porque saben que el relevo generacional es extremadamente escaso«, apunta Luna.

PACMA manifiesta que la tauromaquia no tiene posibilidad de reconversión alguna y que es una tradición abocada a la desaparición: «las plazas de toros están cada vez más vacías y las administraciones se ven en la tesitura de sortear y regalar entradas, pero es una situación que no tiene remedio. Lentamente, y con la ayuda única de las inyecciones de financiación pública, acabará por desaparecer debido al enorme rechazo social que genera el maltrato animal«.

Además, aseveran que no es sencillo lograr que los usuarios vean los vídeos por la crudeza de estos: «somos conscientes de que son imágenes muy duras, pero no podemos guardárnoslas. Es imprescindible que la sociedad maneje la información y pueda constatar lo que ocurre con sus propios ojos; solo así podrán decidir si quieren o no permitir que se haga esto a los animales en nombre de una cultura que se nos atribuye a los españoles equivocadamente«.

«Es nuestro deber y responsabilidad para con los animales documentar tanto sus vidas como sus muertes, máxime cuando son absolutamente insulsas. Nos parece un atropello que ningún partido quiera comprometerse con los animales víctimas de la tauromaquia y que sigan totalmente desprotegidos a pesar de la futura Ley de Protección Animal o la reforma del Código Penal. Nos queda muchísimo trabajo por delante», sentencia Luna.

El próximo 24 de septiembre el Partido Animalista celebrará en Madrid «Misión Abolición«, la manifestación antitaurina anual más multitudinaria y que este año irá principalmente orientada al regreso del Torneo del Toro de la Vega y todos los festejos taurinos de diversa índole en nuestro país.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: