Los residentes de las aldeas de Harb, Hamo y Al-Qusayr, en el campo de Al-Qamishli (noreste de Siria), impidieron el miércoles el paso de un convoy de vehículos blindados del Ejército estadounidense y lo obligaron a retroceder. Además, los vídeos publicados en las redes sociales muestran a los niños sirios de una aldea arrojando piedras a la caravana militar de Estados Unidos.

En este sentido, fuentes locales citadas por la cadena rusa Russia Today (RT) en idioma árabe dijeron que los vehículos blindados estadounidenses están destruyendo los cultivos agrícolas en la aldea de Masada, también en el campo de Al-Qamishli, por lo que los aldeanos sirios están enojados e intentaron expulsarlos de sus tierras.

Washington mantiene desplegado gran número de soldados en Siria y sigue enviando miles de camiones llenos de armas, equipos militares y logísticos al norte del país levantino, pese al rotundo rechazo del Gobierno y el pueblo sirios a la ilegal presencia de EE.UU. en su país. Damasco siempre ha considerado ilegal la presencia militar de las tropas estadounidenses en Siria y ha exigido su retirada inmediata.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: