4 diciembre, 2020

Viajar en avión con un bebé: consejos prácticos

viajar bebé
Es primordial que el bebé se sienta cómodo para viajar.
R@MBLA

Cuando en algunas comunidades se está recomendado el autoconfinamiento voluntario y estamos inmersos en una segunda ola de COVID-19 peor incluso que la primera, poco cabe pensar en viajes. Sin embargo, es precisamente la ilusión de retomar hábitos que nos hacen felices lo que puede convertirse en un motor de resistencia.

En contextos normales y ajenos a la pandemia, los padres con hijos pequeños no tienen por qué renunciar a nada. Quienes tienen ese espíritu viajero incansable reconfiguran sus salidas para adaptarse a las nuevas circunstancias, pero no las suprimen. Aprenden a disfrutar de otra manera: en familia.

Si te gusta viajar, el avión es un medio que usas con frecuencia y si tienes hijos, recuerda la importancia de la buena planificación. No te preocupes únicamente de si usar maleta o mochila y haz una lista con enseres útiles y cómo los vas a transportar, y asegúrate de que los puedes llevar contigo.

Accesorios imprescindibles para viajar en avión con bebés

Madres y padres experimentados conocen bien la importancia de llevar lo necesario para no tener que improvisar al cubrir las necesidades del bebé. Y es que, si está incómodo, lo hará notar con quejas y llantos que le angustiarán a él tanto como los adultos.

Algunos de los artículos que te pueden ser de mucha utilidad durante el viaje son los siguientes:

Silla de paseo

Los viajes suelen ser sinónimo de largas caminatas para conocer el lugar de destino, y un bebé se cansará con facilidad o ni siquiera habrá aprendido a dar sus primeros pasos estables y seguros. Por eso la silla de paseo es fundamental, pero debe presentar un plegado compacto que te permita viajar con ella.

Hay algunas que cumplen las medidas adecuadas para viajar en cabina y, además, hacen uso de las ruedas y la barra frontal a modo de asa para ser arrastradas. Asegúrate de llevar una buena capota si va a hacer sol y calor, o bien la burbuja de lluvia.

Bolso y cambiador

Otro imprescindible. Muchos modelos de sillas de paseo los incorporan como accesorio, de manera que puedes colgarlo en el manillar para llevarlo a todas partes. Será en el bolso donde lleves la colchoneta de espuma con material plastificado que sirve de cambiador, dos o tres pañales, toallitas, pañuelos, gel desinfectantes, baberos, gasas, chupetes, snacks y otros.

Sacaleches

El sacaleches te resultará útil, sobre todo, si realizas un viaje corto sola por motivos profesionales u otros. Necesitarás extraerla en los momentos apropiados y conservarla en los recipientes adecuados, pero puede que optes por él incluso si el bebé viaja contigo. Y es que hay madres que sufren molestias en el pecho que les impiden dársela directamente.

Puedes adquirirlo en una tienda especializada en sacaleches, donde te darán toda la información sobre tipos y precios para que decidas cuál es el que más te conviene. Al viajar con él, recuerda que no califica como equipaje de mano porque es un dispositivo médico. También están permitidos los envases en los que se almacena la leche.

Esterilizador de biberones

Es fundamental garantizar la seguridad del bebé en cualquier sitio, también cuando la familia se va de vacaciones. Biberones y tetinas se deben esterilizar antes del primer uso y luego, al menos, una vez al día. Se trata de que no almacene bacterias y gérmenes que comprometan la salud del bebé.

Así, a las limpiezas con agua y jabón después de cada uso, se debería agregar el baño en agua hirviendo durante unos 10 minutos. Pero no siempre contarás con esta opción en tus viajes, así que puedes optar por una esterilizador on the go que solo precise ser enchufado.

Silla de coche

Si tenéis previsto viajar en coche en el lugar de destino, debes asegurarte de contar con un sistema de retención infantil homologado que garantice su seguridad. Lo habitual es que las empresas de alquiler den la opción.

Si en lugar de en avión viajas en otros medios, como el coche, a la lista puedes agregar la cuna de viajes y la trona portátil. En el primer caso, te asegurarás de que cuenta con un espacio cómodo, seguro y familiar durante el viaje, para que las malas noches no sean impedimento. En el segundo, las comidas no se harán cuesta arriba cuando el restaurante no cuenta con tronas o las tiene todas ocupadas.

Consejos para viajar en avión con un bebé

Planifica bien e infórmate. Hay información relevante que debes tener en cuenta, como que puedes llevar los biberones que quieras llenos de agua y los pasarán por una máquina especial en el control de seguridad. Será así hasta que el niño cumpla dos años.

Si puedes gastar un poco más, conviene que contrates embarque prioritario para no tener que pasar muchos minutos en cola con el bebé en brazos y para que, una vez dentro, tengas espacio suficiente para poner sus cosas. Durante la pandemia no se pueden llevar artículos en cabina, pero probablemente vuelva a permitirse en un futuro.

En el avión, asegúrate de que el personal de cabina te entrega un minichaleco salvavidas y un cinturón extra, aldemás de enseñarte a colocarlo. Hidrata al niño antes y durante vuelo, lleva crema hidratante, chupetes para mermar los efectos de la presión, juguetes para que se entretenga y una mantita. Se suman sus artículos de aseo, como toallitas, pañales y el cambiador que deberás llevar en la bolsa de mano.

Viajar en avión con el bebé es perfectamente seguro y puede ser el inicio de unas vacaciones cómodas y placenteras. Pero claro, es necesario hacer la planificación correcta con la suficiente antelación.

Real Time Web Analytics