Decenas de vecinos de Les Corts se reunieron ayer domingo, 29 de mayo, en el solar de la antigua Colònia Castells para exigir que se detenga el proyecto del Ayuntamiento que altera la urbanización de este espacio emblemático. A pocos días para que empiecen las obras, han propuesto un proyecto alternativo que conserva la distribución de las vías que rodean las casitas bajas que todavía quedan en pie.

Para debatir y visibilizar la situación, celebraron una mesa redonda en la que se escucharon las opiniones de todos los vecinos que quisieron hablar. También habilitaron una urna para dejar constancia del proyecto que prefieren, si el del Ayuntamiento o el de la propuesta menos intrusiva de los vecinos.

La propuesta vecinal consiste en mantener los mismos espacios que existen hasta ahora, propuesta avalada, también, por entidades que luchan por mantener el patrimonio histórico de la ciudad.

El futuro parque, de unos 10.000 m², tendrá una gran plaza circular rodeada de juegos infantiles, un espacio de salud y personas mayores, un centenar de árboles y parterres y una gran pérgola. Sin embargo, los vecinos no lo ven con buenos ojos, ya que consideran que pasará a ser más una zona de paso que de estancia.

Actualmente, quedan en pie una decena de las antiguas casetas que formaban la colonia, pero solo dos tienen todavía inquilinos. El plan urbanístico de 2012 del Ayuntamiento preveía derribar el conjunto de inmuebles para hacer un parque de viviendas de protección oficial y el espacio central donde se hará la redonda del futuro parque. Sin embargo, los vecinos lamentan las expropiaciones.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: