Al menos 200 personas muertas es el saldo de varios ataques ejecutados desde el miércoles por grupos armados contra pobladores rurales en el norte de Nigeria.

Unos 218 vecinos y milicianos han muerto en ataques de grupos de bandidos contra comunidades del estado nigeriano de Zamfara, según el balance recogido el sábado por el portal People’s Gazette, en un conteo desde el miércoles.

Shawwal Aliyu, coordinador de Zamfara Circle, una organización de la sociedad civil, dijo que el número de cadáveres recuperados y enterrados han llegado a 200, mientras el número de desplazados fue cifrado en 10 000.

“Al día de hoy, 200 personas han sido enterradas en los funerales del jueves por la mañana, viernes por la mañana y noche y esta mañana. 200 cadáveres y seguimos buscando cadáveres”, sostuvo.

Los bandidos, unos 500 y equipados con armamento avanzado, llegaron en motocicletas y asaltaron las comunidades de Barayar Zaki, Wanu, Rafin Gero, Laho, Lallaho, Kurfar Danya, Dutsin Dan Ajiya, Tungar Geza, Kewaye y Tungar Na More, según el portal de noticias nigeriano Sahara Reporters.

Además, los atacantes han provocado importantes daños materiales, han secuestrado a varias personas y obligado a abandonar sus hogares a miles de civiles, incluidas mujeres y niños, que se han refugiado en la ciudad de Anka.

Los bandidos, que han sido declarados miembros de un grupo terrorista por el Gobierno de Nigeria, son los leales al llamado “capo del terror” Bello Turji, uno de los jefes criminales más conocidos de la región.

Comparte:

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.