Ya es tradición que en verano los museos de la ciudad ofrezcan un amplio abanico de actividades para todos los públicos y edades que va más allá de la que más ejercen a lo largo del año, la expositiva. Y también que muchas de estas propuestas tengan lugar en el exterior de los espacios museísticos y de los centros culturales y patrimoniales, o al menos en sus patios o jardines, así como en horario de tarde-noche, en una clara intención de invitar a buscar unos momentos de estancia al aire libre al tiempo que se disfruta de un acto cultural. Cine, danza, conciertos e itinerarios nocturnos son solo algunas de las cerca de 250 propuestas que entre museos y equipamientos municipales, consorciados y privados encontraréis en la parrilla veraniega.

Por citar solo algunos ejemplos, el MUHBA Park Güell ofrecerá, en la plaza de la Natura del Park Güell, el 4º Ciclo Barcelona en movimiento, noches de cine “Barcelona plató: cuando la ciudad es el escenario”, con tres sesiones cinematográficas, y el mismo punto será el escenario, hasta el 15 de julio, del 9º Ciclo historia y música de Barcelona, ​​con el título Música, guerra y Radio Barcelona, con colaboración de la ESMUC y B:SM. Habrá conciertos de jazz, lied, música de cámara y cobla. El Museo de Historia de Barcelona también ha organizado visitas e itinerarios para poder disfrutar del verano en torno al Park Güell, el Call, vedettes y milicianos en el refugio 307 o Verdaguer y Vil·la Joana, entre otros. Quien también apuesta fuerte por las rutas es El Born Centro de Cultura y Memoria con el Born de Nit. Se harán itinerarios de martes a sábado a partir de las 20 h y permitirán a los participantes conocer la historia de la Barcelona de 1700 desde diferentes perspectivas: la música y la danza, la medicina, los vecinos y las vecinas, la crónica negra, el esclavismo, las mujeres, el Rec Comtal… Para quien prefiera horarios diurnos también habrá diferentes modalidades de visitas guiadas al yacimiento y a la exposición permanente, así como talleres y otras actividades familiares.

El Museo Etnológico y de Culturas del Mundo tiene un programa amplio pensado para los niños y niñas, con talleres de sombras con títeres, talleres de máscaras y superpoderes o juegos de pistas y de mesa, entre otros. Y el Castillo de Montjuïc celebrará los días 17 y 18 de septiembre la segunda edición del Festival Moujuïc, concebido como puerta de entrada al mundo de la danza contemporánea. Será un buen momento, este verano, para conocer o redescubrir un espacio único como es la Biblioteca Pública Arús: la empresa Cases Singulars organiza visitas guiadas algunas noches de junio, julio, agosto y septiembre.

El 12 de julio el Archivo Histórico de la Ciudad de Barcelona programa el concierto y conferencia La guitarra en Cataluña: de Joan Carles i Amat a nuestros días. Y el Museo Frederic Marès propone el 30 de julio y el 17 de septiembre una visita taller libre para todas las edades con el nombre D’auca en auca i tiro perquè em toca!. Tiene como hilo conductor un juego que permite la exploración del gabinete del coleccionista y plantea preguntas y dinámicas para interactuar con los objetos insólitos de la colección.

Nuevas exposiciones

Que en verano los museos organicen actividades muy diversas no significa que dejen de inaugurar exposiciones de primer nivel. Además de poder visitar en todos los espacios museísticos las muestras abiertas hace más o menos tiempo y que se mantienen en la cartelera, estos meses se estrenarán exposiciones como la primera monográfica en el Estado español de la obra de la artista brasileña multimedia Cinthia Marcelle. Se podrá ver en el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona (MACBA) a partir del 15 de julio. Y el 27 del mismo mes abrirá en el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona (CCCB) Cervell(s), exposición que religa las miradas de artistas contemporáneos con dibujos originales de Santiago Ramón y Cajal, primeras ediciones de René Descartes, inventos y hardwares de científicos visionarios como Leonardo Torres Quevedo o José Manuel Rodríguez Delgado, cómics y películas, así como proyectos de centros de investigación científica de referencia. Unos días antes, el 8 de julio, el Museo Nacional de Arte de Cataluña abrirá las puertas de la exposición Carracci. Los frescos de la capilla Herrera: después de 200 años de ser arrancados, estos frescos, de la desaparecida iglesia romana de San Jaime de los Españoles en Roma, podrán volver a verse juntos.

Coincidiendo con el inicio del verano, el Museu Picasso inauguró dos muestras temporales: Picasso – Clergue y Brigitte Baer. Picasso y los grabados. La Virreina Centro de la Imagen acogerá a partir del 7 de julio Amèlia Riera: Mrs. Death, con piezas de la inclasificable artista. Y los amantes del deporte encontrarán en el Museo Olímpico y del Deporte Joan Antoni Samaranch a partir del 12 de julio la exposición Olimpiada Cultural. Un estallido artístico para Barcelona; y es que uno de los eventos que seguro se recordará este verano son los Juegos Olímpicos de Barcelona ’92: ¡ya hará 30 años!

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: