Siete cañones de guerra, bombas y otras piezas de artillería. Es el arsenal que la Guardia Civil ha incautado en una finca privada en la localidad de Maçanet de la Selva, en Girona. La propietaria ha sido detenida, y después puesta en libertad, por un delito de depósito de armas de guerra y tenencia ilícita de armas.

Durante dos días, los agentes han registrado el interior del recinto y han retirado el armamento que la mujer acumulaba en el jardín de su domicilio. En total 13 armas, dos grandes cañones del Ejército español, otros cinco menores de diversas medidas y varias armas largas y cortas, así como munición para las mismas.

La Guardia Civil sospecha que su destino podría ser el tráfico ilegal de armamento.

Cuando tuvieron conocimiento de la existencia de armamento en una propiedad privada de la zona, los agentes del Servicio de Información de la Comandancia de Girona iniciaron una investigación para averiguar la procedencia y el estado de conservación de las armas, entre las que se encontraban piezas de artillería del Ejército.

Durante la investigación, los agentes identificaron al propietario de las armas y solicitaron al Juzgado de Instrucción número 3 de Santa Coloma de Farners una orden judicial de entrada y registro para determinar el estado de las armas y la posible localización de otras ubicadas tanto en la casa como en el resto de la propiedad.

Una vez hecho el registro, los agentes incautaron todo el armamento de la finca porque la propietaria no pudo documentar ni la posesión, ni el estado en el que se encontraban, ni si estaban o no inutilizadas.

En el interior de la vivienda también se localizaron cartuchos y proyectiles que no disponían de ninguna documentación, además de un arma detonadora que se encontraba en situación irregular.

La mujer acumulaba armas de guerra del Ejército en el jardín de casa.
Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: