La resistencia de los ucranianos puede llegar a cualquier punto del planeta. Un marinero ucraniano, tripulante de un yate de lujo amarrado en Port Adriano de Mallorca,  ha sido detenido tras intentar hundir el barco de su jefe, al que acusa de fabricar helicópteros con los que está siendo atacado su país, según publican los diarios Última Hora y Diario de Mallorca.

Los periódicos informan en su edición digital de que la Guardia Civil detuvo al marinero a mediodía de este sábado por los daños causados en un yate del que es propietario Alexander Mijeev, alto directivo de una corporación que fabrica equipamiento militar.

El arrestado explicó en sede judicial que abrió varias válvulas de la sala de máquinas con el propósito de hundir el yate después de ver ataques a edificios civiles en su ciudad, Kiev, por parte del ejército ruso que ha invadido Ucrania.

El hombre avisó a sus compañeros para que abandonaran el barco y éstos avisaron a los servicios de asistencia del puerto para evitar que la nave se fuera a pique.

Al ser detenido, el saboteador argumentó que el dueño del yate de lujo era un criminal que se enriquecía con las armas que están matando a sus compatriotas.

Tras ser puesto a disposición judicial, quedó en libertad con cargos.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: