El quinto aniversario de los atentados de Barcelona y Cambrils de 2017, un grupo de ciudadanos que en otras ocasiones ya se ha movilizado para pedir explicaciones sobre la supuesta implicación de los servicios secretos españoles en la masacre, este año piden directamente a las instituciones europeas que intervengan y exijan responsabilidades.

Los organizadores acusan al estado español y al CNI de ser responsables del atentado, y a la Generalitat de Catalunya de no haber hecho lo suficiente para pedir que se investigaran los hechos. Por este motivo han convocado una concentración el 17 de agosto a las 12:00 ante la sede de la Comisión Europea en Barcelona con el lema “17-A. Sabemos la verdad. ¡Exigimos responsabilidades!”. Quieren entregar una carta a la representante oficial de la Unión Europea en Barcelona en la que denuncian la inacción gubernamental y le piden que intervenga para reclamar justicia para las víctimas.

Los convocantes han invitado formalmente a asistir a los cuerpos diplomáticos de los treinta y ocho estados de donde procedían las víctimas. “Entregaremos la petición a la UE en una manifestación multitudinaria, pacífica, transversal, no violenta, radical y no partidista, abierta a todas las entidades que quieran adherirse, y a la que nos gustaría reservaros, señor cónsul, un espacio”, dice la carta enviada, que también solicita saber qué gestiones ha hecho la embajada de su país para esclarecer los hechos y pedir al estado español –y a la Unión Europea en última instancia– que asuma públicamente la responsabilidad: “Nos gustaría saber qué pasos habéis dado para pedir que se depuren todos aquellos cargos que, lejos de detener la matanza, fueron los encubridores y, a nuestro entender, los máximos responsables de este terrible ataque que sufrió Catalunya aquella fatídica tarde de agosto que, insistimos en lamentar, una vez más, se llevó la vida de algunos de sus compatriotas.”

“Un pequeño susto”

La sentencia judicial de la Audiencia Nacional no ha aclarado algunos de los asuntos más espinosos, como la relación del CNI con el imán Abdelbaki es Satty, y la declaración judicial del ex-comisario español José Manuel Villarejo en el que decía que el CNI estuvo implicado en el atentado ha hecho aún más profunda la desconfianza. Pese a que Villarejo implicó directamente a Félix Sanz Roldán, exdirector del CNI, y dijo que el atentado fue un error porque había calculado mal las consecuencias de hacer “un pequeño susto en Catalunya”, no se ha abierto ninguna investigación específica al respecto.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: