Los altercados se encadenan sin freno en Valls (Tarragona) de hace semanas. Anoche los hechos culminaron con la quema de un coche de la policía local que estaba estacionado frente a la comisaría. Los Mossos d’Esquadra y la policía dicen que han identificado a los autores de los disturbios, a los que señalan como “delincuentes reincidentes”.

En una comparecencia urgente, la alcaldesa de Valls, Dolors Farré , se mostró preocupada por la situación y pidió un refuerzo inmediato y estructurado de los Mossos d’Esquadra para revertir la situación. A mediados de agosto, la policía local y los Mossos d’Esquadra decidieron reforzar la vigilancia en el centro histórico y en la zona del Portal Nou a raíz de los últimos episodios de violencia, pero los disturbios no han parado y las patrullas combinadas no han surtido efecto.

Muchos ciudadanos se han quejado en estos últimos días del clima de inseguridad en el que viven. La alcaldesa ha pedido tranquilidad y ha dicho que vuelcan esfuerzos en solucionar esta problemática. Dice que los autores de los hechos de anoche han sido identificados y son los mismos que han causado peleas y hurtos en las últimas semanas.

Sin ir más lejos, el domingo por la tarde hubo una persecución en el paseo de la Estació entre unos delincuentes y los Mossos. A esa hora, había gente paseando y las terrazas estaban llenas de gente, pero afortunadamente no hubo ningún herido. Tras golpear otro vehículo, los delincuentes lograron escaparse.

Sí fueron detenidos tres hombres que el pasado 23 de agosto entraron a robar por la fuerza en una farmacia. Forzaron la puerta principal del local y revolvieron todo el establecimiento para llevarse dinero, objetos de valor y productos comerciales. La policía detuvo a los ladrones tras localizar el vehículo en el que huyeron.

Ese mismo día los Mossos también detuvieron a un joven de diecinueve años con trece antecedentes como autor de un robo y lesiones a los dueños del local donde fue sorprendido cuando intentaba robar. El detenido es conocido como “el joven de la catana” porque llevaba una de estas armas cuando participó en una pelea contra otros jóvenes que salieron en defensa de un vecino agredido, a mediados de julio, en la zona del Portal Nou de Valls.

La batalla campal encabezada por el joven de la catana en julio fue uno de los detonantes que obligaron a intensificar la vigilancia policial en esta zona de Valls.

(*) Con información de VilaWeb.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: