El presidente de la Asociación por la Defensa de los Derechos de la Comunidad Musulmana (Adedcom) de Reus, Mohamed Said Badaoui, ha asegurado que la policía española le quiere expulsar de Estado por «motivos políticos». Badaoui ha apuntado que el cuerpo policial le acusa de estar «radicalizado», de ser «muy activo en las redes sociales, de tener muchos contactos políticos» y «de injerencias en la política estatal», motivo por el cual supondría «un peligro». El viernes pasado, Badaoui recibió una notificación administrativa de expulsión. El activista ha cuestionado que una medida de estas características y «sin pruebas» se pueda hacer sin pasar por la vía judicial. Diferentes entidades de Reus convocaron ayer una concentración de apoyo en la Plaça Mercadal.

Badaoui ha explicado que empezó a tramitar la nacionalidad española hace dos años y que este junio le respondieron que se la habían denegado porque «decían que era una persona radicalizada». Entonces, inició un procedimiento judicial por el cual presentó un contencioso a la fiscalía de Madrid, también para «pedir explicaciones por unas acusaciones injustas». Según ha expuesto el activista, el magistrado dio veinte días a la policía para aportar documentación y pruebas para que él se pudiera defender. «En vez de hacer esto, han aparecido con una expulsión administrativa y me quieren echar del país», ha lamentado.

Por todo ello se siente indefenso y sorprendido: «La gente que me conoce sabe que trabajo por la igualdad y la multiculturalidad. Queremos una ciudad mejor y que todo el mundo tenga sus derechos independientemente de sus creencias religiosas», ha añadido.

Con todo, la notificación de expulsión le llegó el pasado viernes y le daba 48 horas naturales para presentar alegaciones, a la misma policía mediante un correo electrónico. «Está hecho con mala fe para que no me pueda defender bien, un viernes de agosto cuando todo el mundo está de vacaciones», ha indicado. Badaoui ha criticado que el expediente no pase por el juzgado. «Si he cometido un delito, que presenten pruebas y que yo me pueda defender. Esto no se puede decidir desde una oficina. Pedimos que haya un juicio justo», ha finalizado.

Adedcom ha hecho un comunicado en el cual cuestiona el procedimiento por el cual se quiere expulsar a su presidente y ha remarcado que es una entidad que tiene como «objetivo principal defender los derechos de la comunidad musulmana ante cualquier vulneración o injusticia». Badaoui fue portavoz de una mezquita de la ciudad y también es miembro de Reus Refugi, del Sindicato de Vivienda de Reus y de Unidad Contra el Fascismo y el Racismo. Todas estas entidades y otras le han expresado su apoyo.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: