13 junio, 2021

Ucrania pide el ingreso urgente en la OTAN y Rusia despliega sus tropas

Máxima tensión entre Ucrania y Rusia. El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, defendió este martes que el ingreso del país en la OTAN es «la única vía» para poner fin al conflicto en el este del país. Moscú advirtió por su parte que esta opción «agravaría la situación». «Estamos comprometidos a reformar nuestro Ejército y sector de defensa, pero sólo las reformas no detendrán a Rusia», dijo Zelenski a través de su cuenta en Twitter tras una conversación con el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

«La OTAN es la única vía para poner fin a la guerra en el Donbás. Un MAP (plan de acción para la membresía) para Ucrania sería una verdadera señal para Rusia», dijo el presidente de Ucrania. Previamente, Stoltenberg expresó su apoyo a Zelenski ante las violaciones del alto el fuego, que han dejado dos militares muertos en las últimas horas. «He llamado al presidente Zelenksi para expresar mi seria preocupación por la actividad militar de Rusia en Ucrania y las violaciones al alto el fuego», expuso el político noruego. Así, reiteró el apoyo de la Alianza Atlántica a la soberanía e integridad territorial de Ucrania, insistiendo en la estrecha colaboración de Kiev con los aliados.

En respuesta, el portavoz de la Presidencia rusa, Dimitri Peskov, dijo que Moscú «duda mucho» que el ingreso de Kiev en la OTAN «ayude de alguna manera a Ucrania a lidiar con su problema interno». Según medios internacionales, Moscú ha desplegado tropas cerca de la frontera ucraniana. «Desde nuestro punto de vista, esto agravará aún más la situación», ha argüido. «Si se le pide la opinión a varios millones de personas en las repúblicas autoproclamadas, se vería que para estas personas la pertenencia a la OTAN es una perspectiva totalmente inaceptable», dijo el portavoz ruso.

Por su parte, el ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, indicó que «Kiev ha pasado de criticar el marco político para resolver la crisis en Donbás a amenazas de una acción militar». «Espero que las capitales europeas exijan que Zelenski aplique los Acuerdos de Minsk», añadió. Lavrov, quien se reunió durante la jornada con su homólogo indio, Subrahmanyam Jaishankar, hizo hincapié en que el cumplimiento de estos acuerdos contribuiría a «la eliminación de amenazas a la seguridad y el cese de bombardeos al sector civil» en el este de Ucrania.

Estas declaraciones llegan en un momento de aumento de las tensiones y tras las acusaciones de Ucrania a Rusia por el despliegue de militares en una zona cercana a la frontera común, rechazadas desde Moscú, que argumenta que puede trasladar a sus militares por su territorio sin ningún tipo de limitaciones.

Las autoridades de Ucrania denuncian la muerte de dos militares durante el último día a causa de violaciones del alto el fuego en el este del país, escenario de un conflicto con separatistas prorrusos desde 2014. La Operación de Fuerzas Conjuntas (OFC) detalló que durante las últimas 24 horas se han registrado siete violaciones del alto el fuego.

La UE expresa «preocupación» por actividad militar rusa cerca de Ucrania

El Alto Representante de la Unión Europea, Josep Borrell, prometió este domingo el apoyo «inquebrantable» de la Unión Europea a las autoridades de Kiev y expresó su preocupación por los movimientos de tropas rusas en torno a Ucrania.

«Seguimos con gran preocupación la actividad militar rusa en torno a Ucrania», tuiteó Borrell tras haber conversado por teléfono con el ministro ucraniano de Relaciones Exteriores, Dmytro Kuleba.

«Apoyo inquebrantable de la UE a la soberanía y a la integridad territorial de Ucrania», añadió.

Borrell afirmó que hablará con el jefe de la diplomacia ucraniana y con los ministros de Relaciones Exteriores de los 27 países miembro de la UE durante una reunión en abril.

Esta semana, Ucrania acusó a Rusia de concentrar a tropas en sus fronteras Norte y Este y en la península de Crimea, que Moscú se anexionó en 2014.

El Kremlin no negó los recientes movimientos de tropas, pero insistió en que estos no «amenazan a nadie».

El conflicto en el este de Ucrania ha dejado más de 13.000 muertos desde 2014, según la ONU.