El excomandante del batallón nacionalista ucraniano Tornado, Ruslán Onischenko, ha sido liberado de prisión, tras cumplir 7 años de un total de 11 de su pena, comunicó este lunes el exdiputado Ígor Mosichuk.

“Pasó entre rejas casi 7 años… [Fue] condenado por torturas de separatistas y prisioneros”, escribió Mosichuk en su canal de Telegram.

Los combatientes del batallón Tornado fueron acusados de delitos graves contra la población civil durante el conflicto en Donbass. Según el entonces fiscal militar Anatoli Matios, los miembros del batallón crearon una cárcel ilegal y una cámara de torturas en el sótano de una escuela en la ciudad de Lisichansk. Los combatientes secuestraron a sus víctimas, las torturaron, y las obligaron a violarse recíprocamente mientras las grababan.

Después de que los delitos salieran a la luz, el entonces ministro del Interior ucraniano, Arsén Avákov, disolvió el batallón, pero sus combatientes se opusieron a la decisión y minaron su base. Sin embargo, se logró evitar los enfrentamientos a gran escala y el batallón fue finalmente disuelto. El juicio, en el que participaron 111 testigos y 13 víctimas, continuó durante 2 años.

Onischenko fue detenido en 2015 y condenado en 2017 a 11 años de prisión por incitación al suicidio, violación, privación ilícita de libertad, torturas y resistencia a un agente de la ley. Otros 11 combatientes del batallón fueron sentenciados a penas de entre 5 y 10 años de prisión.

A finales de febrero, el presidente de Ucrania, Vladímir Zelenski, permitió liberar de las cárceles a prisioneros con experiencia en combate para que participen en acciones militares contra Rusia. Según sus palabras, se trata de una decisión difícil, pero “útil desde el punto de vista de la defensa” del país.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: