Los tres grandes incendios simultáneos que, desde este miércoles, mantienen a los Bomberos de la Generalitat en alerta ya han quemado casi 2.000 hectáreas de superficie. El fuego de Baldomar, en Artesa del Segre (la Noguera) ha afectado a 1.001,12 hectáreas, según los últimos datos provisionales, mientras que en Castellar de la Ribera (el Solsonès) hay 400 hectáreas afectadas y en Corbera d’Ebre (Terra Alta) unas 370 hectáreas. Además, las condiciones meteorológicas no son las más adecuadas para la extinción de los fuegos debido a las altas temperaturas y la falta de humedad.

Pese a que el incendio de Baldomar es el que, por ahora, ha quemado una mayor parte de superficie, el consejero de Interior, Joan Ignasi Elena, y el jefe de Bomberos, el inspector David Borrell, han señalado que el incendio del Solsonès es el que más preocupa, puesto que, de los tres actualmente activos, es el que tiene un mayor potencial destructivo. Como ha explicado Borrell, el fuego del Castellar de la Ribera no se trata de un único incendio, sino que es un incendio principal con varios conatos. Además, existen varios rayos latentes de la tormenta seca que causó el incendio que, con la temperatura y el viento, comienzan a reavivarse.

En cuanto al fuego de Baldomar, donde hasta ahora se concentraban los esfuerzos, los Bomberos han decidido crear un perímetro de 5.000 hectáreas y dejar que el incendio evolucione hasta el límite establecido, puesto que no pueden trabajar en el flanco izquierdo a causa de las dificultades para acceder a este, mientras que el derecho ya está controlado. En el caso de Corbera d’Ebre, los Bomberos han logrado estabilizar el 90% del perímetro del incendio, siendo éste el fuego que menos preocupa por la rapidez con la que se ha podido acotar.

En total, hay 400 efectivos de Bomberos trabajando en la extinción de los tres grandes incendios, con 120 dotaciones terrestres y 19 medios aéreos; dos secciones de la Unidad Militar de Emergencia (UME) -una en Castellar de la Ribera y la otra en Baldomar-; y varios voluntarios que pertenecen a Agrupaciones de Defensa Forestal (ADF). Durante la mañana, los agricultores también han colaborado labrando los campos.

Una de las peores campañas de incendios

Los bomberos ya han avisado que se preparan para la peor campaña de incendios forestales de los últimos años. El conseller Joan Ignasi Elena ha explicado que las condiciones del bosque y la previsión del tiempo, ahora que estamos en plena ola de calor, hacen temer una gran cantidad de fuegos y que puedan extenderse muy rápido, especialmente en la zona central del país. Elena argumenta que esto se debe a que ha sido un invierno seco. «La zona central del país (eje Noguera, Bages, Anoia y Garraf) están especialmente afectadas por la sequía».

En esta campaña, que arrancó a finales de mayo, se han contratado temporalmente a 500 bomberos. Y la previsión es contratar hasta otros 1.000 en plazas fijas en los próximos cuatro años. Nueve de cada diez fuegos tienen origen humano, por lo que pide también responsabilidad y colaboración ciudadana, pero también asegura estar preparados. Además, el departamento dispondrá de 40 medios aéreos, dos hidroaviones, 10 aviones y 17 helicópteros a más de 16 drones que servirán para sobrevolar las zonas y saber exactamente cómo evolucionan los fuegos.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: