Protesta de ‘riders’ en Plaza Catalunya. (Carmen Juares /CCOO)

Varias decenas de repartidores de Glovo llevan tres días consecutivos concentrándose en la plaza Cataluña  de Barcelona contra la plataforma de entrega a domicilio. Los trabajadores que se han manifestado entre el viernes y ayer domingo se quejan de que la empresa ha modificado el sistema de la aplicación donde reciben los pedidos, coincidiendo con la entrada de la ley rider, que reconoce el derecho de los repartidores a ser incorporados a las plantillas de las plataformas y dejar de operar como autónomos. Algunos explicaron, por ejemplo a betevé, que desde que esta normativa está en funcionamiento solo hacen pedidos «por menos de un euro».

CCOO, que apoya a los repartidores, asegura que los cambios introducidos por Glovo «suponen un paso más hacia la explotación y la precariedad», ha alertado la responsable de nuevas realidades de trabajo y precariedad del sindicato, Carmen Juares.

En un hilo de mensajes a Twitter, Juares ha afirmado que Glovo «ha impuesto un nuevo modelo de subastas a la baja», que comporta que los riders «compitan entre ellos con el que cobran por pedido».

La compañía ha creado un factor multiplicador en que los trabajadores pueden escoger el valor por el cual multiplican sus ganancias. Glovo, no obstante, avisa que se pueden asignar más encargos por hora si el multiplicador escogido es bajo.

La consecuencia, según explica Juares, es que la empresa «dejó de enviar pedidos» a los repartidores «más necesitados» que, a partir del jueves, elevaron el factor multiplicador por encima de uno, para intentar obtener más ingresos.

«El sistema genera una competencia inhumana entre compañeros», lamenta Juares, que añade que los riders «reclaman que se respeten sus derechos». CCOO asegura que las protestas que los empleados han empezado a organizar no se habían visto nunca hasta ahora en Barcelona y añade que se esparcen por otras poblaciones.

Juares sostiene que Glovo ha intentado disuadir las concentraciones «incrementando el beneficio de los pedidos en la zona donde protestan» los repartidores. El sindicato ha presentado denuncias los últimos días a la Inspección de Trabajo contra Glovo, a quien acusa de pretender escabullirse de la ley rider y seguir operando con trabajadores autónomos.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: