Josep Lluís Trapero.

Josep Lluís Trapero ha sido destituido como mayor de los Mossos d’Esquadra. Josep Maria Estela, hasta ahora jefe de la región del Camp de Tarragona, será el nuevo comisario jefe de los Mossos, y lo acompañarán en la jefatura el comisario Eduard Sallent y Rosa Bosch, hasta ahora subjefe de la comisaría general de Relaciones Institucionales y Mediación.

La decisión llega siete meses después de la llegada de Joan Ignasi Elena al frente del departamento de Interior, y poco más de un año después de la restitución de Trapero como jefe del cuerpo de Mossos d’Esquadra. Elena ha venido aplicando cambios en la estructura de los Mossos, como el traslado del cuerpo de letrados que llevan la defensa de los Mossos al gabinete jurídico de Presidencia, en un intento de controlar mejor las causas con agentes afectados en que la Generalitat se persona como acusación.

Estela tiene cincuenta y un años y es licenciado en derecho por la Universitat de Lleida, tiene un máster en políticas públicas de seguridad y un programa superior de dirección y gestión de la seguridad pública por la Universitat Oberta de Catalunya. Forma parte del cuerpo de Mossos d’Esquadra desde el año 1994 y ha trabajado en seis de las nueve regiones policiales del país.

Ha sido comisario en jefe de la región de las Terres del Ebre y de la del Camp de Tarragona, cargo que ocupaba actualmente. También ha sido subjefe de Ponent, inspector en jefe del área básica policial (ABP) del Bages, sargento en jefe del ABP del Pallars Sobirà y agente de la unidad de seguridad ciudadana en la comisaría de Figueres, entre otros cargos.

Estela ha impartido docencia en la Escuela de Policía de Cataluña y en 2014 formó parte de un proyecto del comité de prevención de la tortura del Consejo de Europa, en el cual trabajó con la policía de Albania sobre los procedimientos de detención y las garantías de los detenidos.

Sallent, de cuarenta y nueve años, fue comisario en jefe del cuerpo entre junio del 2019 y el noviembre del 2020. También ha estado al frente de la Comisaría de Relaciones Institucionales, Prevención y Mediación y de la Comisaría General de Información, y actualmente es el jefe de la región policial Metropolitana Sur. Ha sido también profesor del Instituto de Seguridad Pública dando clases sobre deontología policial y derechos humanos.

Y Rosa Bosch, de cuarenta y nueve años, diplomada en actividades y empresas turísticas y posgraduada en políticas de seguridad, forma parte del cuerpo de Mossos desde el año 1995. Entre el 2008 y el 2012 fue jefe de la ABP de Sant Feliu de Llobregat, y en 2012 pasó a dirigir el área de cooperación internacional del cuerpo, hasta que el 2019 fue promocionada a subjefe de la Comisaría General de Relaciones Institucionales, Prevención y Mediación. Ha sido invitada por la Secretaría de Estado de los Estados Unidos al programa formativo International Leadership Visitors Programme, orientado a la preparación de nuevos liderazgos en el ámbito de las relaciones internacionales.

Trapero ha sido mayor de los Mossos en dos etapas. La primera, entre el 2013 y el 2017, hasta que fue destituido del cargo por la imposición del artículo 155 por el gobierno español. El mes de noviembre del 2020 fue restituido por el consejero Miquel Sàmper, tras ser absuelto por la Audiencia Nacional en el juicio contra él y parte del ex-cúpula de Interior por rebelión, a raíz del papel de los Mossos durante los hechos de octubre del 2017.

Comparte:

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.