El aún mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, ya tiene nuevo despacho. El Departamento catalán de Interior ha destinado al alto mando policial a un despacho de la comisaría del Eixample de Barcelona, junto a las furas, la unidad ‘anticarteristas’.

Lo ha avanzado La Vanguardia, informando de que el veterano agente dependerá de Pere Ferrer, director de los Mossos, y no directamente del consejero catalán de Interior, Joan Ignasi Elena, como se había apuntado inicialmente. Las funciones exactas de Trapero están aún por definir.

Despacho provisional

La nueva ubicación laboral del alto cargo policial es provisional. Se trata de unas dependencias que hasta ahora ocupaba Rosa Gubianes, inspectora y responsable de la unidad de Igualdad y Equidad.

La funcionaria había comunicado que su espacio de trabajo no era idóneo, por lo que se la ha trasladado a otro lugar. Sea como fuere, el nuevo despacho de Trapero no es definitivo, pues Interior espera a definir el papel del policía en el cuerpo antes de asignarle una localización definitiva.

Destituido

Cabe recordar que Trapero fue destituido como máximo dirigente de la policía catalana el pasado 20 de enero. El movimiento se enmarcó en una reorganización de la cúpula del cuerpo que acometió el equipo del conseller de Interior, Joan Ignasi Elena.

La decisión del Departamento provocó una tormenta política, alimentada, también, por la reasignación del puesto del intendente Toni Rodríguez, que hasta ahora era el responsable de las investigaciones contra la corrupción política.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: