Cuatro personas han muerto este martes en un incendio en una vivienda ocupada de la plaza Tetuán de Barcelona. El suceso ha ocurrido hacia las 6 de la mañana en un local comercial a pie de calle de esta plaza donde vivían las víctimas mortales, según el Ayuntamiento de Barcelona. Dos de los muertos eran criaturas, una de 1 año, y otra de 3 años, y los otros dos eran adultos, un hombre y una mujer. También hay 4 heridos por inhalación de humo, pero no se teme por su vida.

Dos de los heridos han sido trasladados al Hospital del Mar y los otros dos al Hospital de Sant Pau. Los Mossos han asumido la investigación del incendio, que todavía no se sabe como se ha originado. El lugar de los hechos, es un local donde había habido una oficina bancaria y, según algunos vecinos, hace casi 2 años, después del temporal Gloria, que un grupo de personas lo ocupó y se quedó a vivir.

El Ayuntamiento inspeccionó el local hace un mes y dictaminó que no había riesgo

La Guardia Urbana de Barcelona y los servicios técnicos del distrito del Eixample hicieron una inspección el pasado 18 de octubre en el local del número 20 de la plaza Tetuán, donde esta madrugada se ha producido un incendio que ha acabado con la vida de cuatro miembros de una familia, según han explicado fuentes conocedoras a la Agència Catalana de Notícies.

El resultado de aquella revisión fue que no se encontró ningún riesgo inminente y que las condiciones no eran malas a nivel estructural, indican fuentes municipales. Estos controles sirven de advertencia en el supuesto de que haya una amenaza flagrante para los habitantes del inmueble ocupado y, en el peor de los casos, implica el desalojo por motivos de seguridad. En este caso, se concluyó que no había ningún elemento de riesgo.

Colau: “Los propietarios de los locales se desentienden completamente”

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha confirmado in situ que era un local ocupado, que los vecinos se habían quejado de las personas que ahí malvivían y también que el Ayuntamiento estaba al corriente de la situación de las familias: “En este caso sí que había habido contacto de los Servicios Sociales interesándose sobre todo por el estado de los niños, para que las criaturas tuvieran toda la cobertura necesaria de escolarización, de atención médica y de alimentación, que no los faltara nada”. Colau ha añadido que no eran personas que buscaran la ayuda de las administraciones, sino que han sido los Servicios Sociales quienes ha tenido que acercarse e ir ganándose su confianza.

La alcaldesa también se ha quejado de los locales como este que han quedado abandonados por los propietarios, los cuales, asegura, se desentienden: “Este es un problema que en general se tendría que abordar desde todas las administraciones. No puede ser que haya oficinas bancarias -nos ha pasado en otros barrios- que estén indefinidamente vacías y de las cuales los propietarios se desentiendan completamente”.

Los Mossos habían acudido pocas horas antes del incendio

Por su parte, el consejero de Interior, Joan Ignasi Elena, también en el lugar de los hechos, ha explicado que los Mossos habían ido al local esta misma madrugada, entre las 2 y las 3, pocas horas antes del incendio: “Esta misma noche ha habido algún incidente de problemas de convivencia, de disputas y de peleas, y han venido los Mossos a mediar y a intentar resolver la situación. Pero insisto que no hay ninguna constancia que una cosa tenga ninguna relación con la otra”.

Elena ha confirmado que los vecinos se habían quejado reiteradamente de problemas de convivencia con las personas que vivían en el local ocupado. El consejero también ha admitido que no sabe si este local estaba en la lista de locales ocupados que los Mossos tenían que confeccionar después del incendio de una nave de Badalona hace casi un año en la que también murieron cuatro personas.

Incendios mortales en viviendas

El de este martes es el quinto incendio que ocurre en una vivienda y acaba con víctimas mortales en Barcelona este año. El último fue en septiembre en el barrio de Sant Martí de Provençals, donde murió una mujer de 87 años. Los anteriores se habían declarado en el barrio de la Marina del Port, a Sants-Montjuic, a la derecha del Eixample y en la Trinitat Nova.

Manifestación de rechazo

El Sindicat Habitatge Eixample Dret (SHED) ha convocado hoy, a las 19 h, una manifestación en Barcelona de rechazo a raíz del incendio en la plaza de Tetuán bajo el lema “No son muertos, son asesinatos. Es una guerra contra los pobres”. La convocatoria se ha realizado a través de Twitter y han mostrado apoyo otras entidades sociales, como FEM Sant Antoni, el Sindicat d’Habitatge de Cassoles o el Sindicat d’Habitatge de Vallcarca, entre otros, así como formaciones políticas como la CUP.

El SHED ha recordado que la muerte de los cuatro ocupantes del local de Tetuán es fruto de un “caso de pobreza residencial y energética”, y ha añadido que “el capitalismo no perdona” porque quien vive en situación de vulnerabilidad “tiene en riesgo su vida”.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: