27 noviembre, 2021

Ten en cuenta esto antes de instalar una puerta corredera

La gran publicidad que se le ha hecho a las puertas correderas, nos hace considerar seriamente que esta es la mejor opción. Por supuesto, si tenemos un garaje con este accesorio y le hemos instalado un motor puerta corredera, pues estaremos muy de acuerdo con esta premisa. Sin embargo, antes de instalarlas en el interior del hogar, hay que considerar también los inconvenientes que tienen este tipo de puerta. Aun cuando la estética es importante, en algunas situaciones puede comprometer la habitabilidad y bienestar de la familia.

Inconvenientes de las puertas correderas

Todos ven las puertas correderas como un excelente comodín ya que ofrece crear estancias continuas. Así que se optimiza el espacio en viviendas pequeñas. Sin embargo, también hay otras opciones que no tienen las mismas desventajas que estos accesorios del hogar.

A menos que tengas un baño minúsculo en donde solo es posible instalar una puerta corredera, debes considerar los inconvenientes que tienen estas puertas, y en qué puntos las puertas abatibles le ganan por mucho. Por ejemplo, todos los especialistas arquitectos saben que instalar una puerta corredera supone un quebradero de cabeza.

Por todo esto y más antes de elegir la puerta corredera, debes considerar tu forma de vivir. Por ejemplo, si vives solo este tipo de puertas es bastante útil porque te da una sensación de amplitud. Sin embargo, en familias grandes, es probable que no sea la mejor opción pues tienen unas cuantas ventajas a la hora de brindar privacidad, o aislar el sonido de una habitación.

Aislamiento acústico

Con estas puertas no tienes la ventaja de aislar el sonido. Así que debes tener en cuenta que podrás escuchar a los que se encuentran afuera, y ellos te escucharán a ti. Esto puede resultar un tanto incomodo, sobre todo cuando esta se instala en el baño o bien si quieres mantener una conversación privada en la habitación. Perder la intimidad es sin duda el inconveniente más grande que tienen las puertas correderas.

Por otro lado, quienes trabajan en casa, necesitan de paz y tranquilidad. Sobre todo, las personas que trabajan en horario nocturno y duermen de día, no les resulta este tipo de puertas una buena opción pues no aíslan suficientemente los ruidos indeseados.

Ergonomía

No son tan ergonómicas como las puertas abatibles. Esto quiere decir que no son tan cómodas para manipular. Por lo que no es tan práctico instalarlas en cocinas, o en zonas donde entras o sales sujetando cosas en sus manos. Y es que, a diferencia de las puertas convencionales, no puedes usar tus pies o el codo para abrir este tipo puertas.

Es probable que todos hemos experimentado la incomodidad de usar las puertas correderas. Por ejemplo, en los aseos de restaurantes estas son bastante comunes, y seguramente has sufrido con tener que abrir esas puertas que resultan nada prácticas en estos lugares.

¿Ahorro de espacio?

Lo cierto es que la mayoría de los dueños de casa optan por este tipo de puertas debido a que “ahorran espacio”. Es posible que así sea cuando queremos usar la pared que está junto a la puerta. Sin embargo, para instalarla se necesita un hueco en la pared para que desaparezcan. Por lo tanto, esta debe ser más gruesa de lo normal, por lo menos el doble del tamaño de la puerta corredera.

De hecho, si la puerta corredera tiene una manilla, es posible que pierdas hasta 10cm del espacio de paso, cosa que en las puertas abatibles no ocurre, pues el espacio que se pierde con estas últimas es de máximo 4cm.

¿Uso de la pared?

La mayoría de las personas que eligen estas puertas, lo hacen porque quieren usar las paredes alrededor de la puerta. Sin embargo, debido a que es un hueco vacío, no se recomienda colgar nada en ellas. Puede que esto en espacios pequeños no repercuta negativamente, pero en los baños dificultará la distribución de las cosas.

De manera que las puertas correderas pueden comprometer el amueblamiento. Así que hay que pensar bien si esta es la opción que tú quieres instalar en casa.

Por supuesto, esto no quiere decir que no sea una alternativa para tu casa. Más bien, conocer las desventajas de las puertas correderas te permitirá tomar una buena decisión, pues sabrás a lo que te enfrentas en su instalación y disfrute de la puerta.

Acerca del autor

Este artículo ha sido redactado y/o verificado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Puede que te hayas perdido

4 minutos de lectura
2 minutos de lectura