Shak, Shak, Shak…

Todos los que opináis estos días que la última canción de Shakira es demasiado personal, burda o de mal gusto, tenéis toda la razón. Porque la infidelidad lo es, el despecho lo es, la rabia y el dolor, también. Como me decía un cantante muy conocido, a partir de una […]