El escándalo del Mundial de Qatar

Lo ocurrido en la construcción de los estadios y complejos deportivos del Mundial de Qatar se asemeja más a un genocidio que a bajas causadas por accidentes laborales. Tratados como esclavos, soportando agresiones y amenazas de sus jefes, se calcula que en los trabajos podrían haber muerto más de 6.500 obreros. En la imagen, un trabajador migrante en el Mundial de Qatar. Amnistía Internacional