5 diciembre, 2021

Revista Rambla Barcelona

Revista Rambla es un medio de comunicación independiente con sede en Barcelona.

Suspendido el desahucio del gimnasio social Sant Pau mientras el Ayuntamiento contacta con la Generalitat para encontrar soluciones

El Ayuntamiento de Barcelona ha contactado este jueves con la Generalitat para buscar soluciones para el Gimnasio Social Sant Pau, una vez ha sabido que el juzgado suspendía el desahucio, programado para este viernes, y por tanto que tenía más margen para negociar con la propiedad.

El regidor de Presidencia, Jordi Martí, ha explicado que han propuesto a la Secretaría General de Vicepresidencia y Economía y a Asuntos Sociales crear un grupo de trabajo para explorar «otros caminos» y «abrir un escenario» en que las administraciones puedan «ir de la mano»; oferta que habrían aceptado. La teniente de alcaldía de Derechos Sociales, Laura Pérez, ve en la suspensión una «buena noticia para el barrio, la entidad y los usuarios» y un reconocimiento a una negociación «seria».

Imagen de la finca que alberga el gimnasio. (G.S. Sant Pau)

El Ayuntamiento de Barcelona confía a poder encontrar una solución definitiva para el futuro del Gimnasio Social Sant Pau, ahora que tiene unas semanas más de margen para negociar con la propiedad la compra del local después de que el juzgado de primera instancia 5 de Barcelona haya acordado suspender el desahucio, de momento sin fijar una nueva fecha.

En una rueda de prensa para valorar la suspensión del desahucio, Pérez ha valorado la «rapidez» del juzgado para atender el escrito presentado por el consistorio este jueves por la mañana, en que pedía que se aplazara el desahucio, y ve un reconocimiento a la «tarea social» de la equipación y a la negociación que está en marcha.

Ahora el consistorio quiere analizar la situación desde otro nivel y por eso se ha puesto en contacto con la Generalitat, concretamente con el secretario general del Departamento de la Vicepresidencia y de Economía, Albert Castellanos, y el consejero de Trabajo y Asuntos Sociales, Chakir Lo Homrani, las dos áreas que han pensado que pueden tener más vinculación, ha indicado Martí.

El regidor de Presidencia ha señalado que «atendido el interés manifestado» por la Generalitat en el Gimnasio Social Sant Pau les han propuesto crear un grupo de trabajo para mirar de encontrar una solución. Martí espera que el grupo de trabajo se pueda reunir «de manera inmediata», si puede ser la semana que viene. El regidor les ha agradecido la disponibilidad puesto que han aceptado la propuesta, según ha explicado.

El edil ha puntualizado que esta iniciativa no «presupone nada» pero sí que será «un espacio más» en que espera que la Generalitat pueda aportar otras posibilidades de las planteadas por el ayuntamiento desde su capacidad competencial o bien «una manera de reforzar la posición en la negociación» en caso de que no sea así y que considere que los pasos del consistorio son todo lo que se puede hacer.

Antes de la suspensión del desahucio, Martí había explicado este jueves la mañana que el consistorio ha incrementado la oferta de compra hasta los 9,7 millones de euros, por encima de los 9,5 iniciales. El incremento es porque se han incorporado en el valor de la tasación inicial algunos elementos que la propiedad había pedido aportando unas facturas.

Pérez ha señalado que se preveía un viernes «complicado» en Ciutat Vella, con doce desahucios además del del gimnasio, de los cuales por ahora se han suspendido once. La teniente de alcaldía ha reivindicado el trabajo de mediación de la Unidad antidesahucios del consistorio y la organización de las entidades.