“Es un día histórico para Finlandia, Suecia, la OTAN y para la seguridad euroatlántica”, ha indicado el secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg, en rueda de prensa desde la sede de la alianza militar en Bruselas (Bélgica) junto a los ministros de Exteriores de Finlandia, Pekka Haavisto, y de Suecia, Ann Linde.

Con la firma, ahora ambos países pasan a poder participar en todos los encuentros en calidad de invitados, a la espera de que los parlamentos de cada Estado miembro de la OTAN ratifiquen los documentos de este ingreso en el bloque militar.

La medida es la expansión más significativa de la alianza desde la década de 1990 y sigue a un acuerdo con Turquía en la cumbre de la OTAN celebrada la semana pasada en Madrid (capital de España), donde Ankara levantó su veto para permitir el ingreso de Finlandia y Suecia en la Alianza Atlántica.

Sin embargo, Turquía, que exigió a Estocolmo y Helsinki cooperar con la extradición de kurdos conectados al “terrorista” Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y otras concesiones, sigue amenazando con bloquear el proceso durante la ratificación si los dos aspirantes a ingresar en el bloque militar no empiezan a cumplir con los compromisos firmados en Madrid.

Desde Rusia rechazan la expansión de la OTAN hacia el este, en el marco del ingreso de los dos países nórdicos en el bloque militar occidental, encabezado por EE.UU., por considerarse un factor “desestabilizador”.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: