Un polvo blanquecino se fuga por todas las rejillas de la sufrida nave modernista de Can Climent, en el barrio barcelonés de Sants, a causa de las obras del tanatorio, según ha denunciado la plataforma#StopTanatori. Al ver cómo los balcones pasaban a tener el color de la harina, el vecindario puso el grito en el cielo tanto en las redes sociales como en los buzones de la guardia urbana y de gerencia de distrito.

 

El vecindario advirtió reiteradamente al Ayuntamiento y a la Guardia Urbana de la situación, pero hasta cuatro semanas después no se presentó ningún técnico, quien dio por buenas las explicaciones del promotor y consideró que el polvo no era dañino para a la salud.

«Su objetivo era simplemente hablar con los trabajadores y los promotores. Y en base a estas conversaciones redactó un informe, que contiene frases memorables como: ‘Se comprueba que la empresa que está haciendo los trabajos lo hace con todos los equipos de protección individual necesarios, y se asegura con ellos, el promotor y el contratista de obra, que el polvo que sale es solo arena e inocua para la salud de las personas‘», explica Stop Tanatori en el comunicado. La plataforma lamenta que «se aceptara como única prueba la declaración de inocencia del propio acusado», y asegura que el distrito los trata «como bobos» ya que, según el Instituto Nacional de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, la técnica utilizada que causó la polvareda se considera como peligrosa.

Concretamente, los trabajadores estaban decapando la pintura existente en el interior de la nave mediante una técnica consistente en la fricción de arena en seco sobre las superficies. Esto, según el citado organismo, causa que se libere al ambiente «polvo de sílice cristalina», unas partículas finas que «pueden penetrar hasta los alvéolos pulmonares y causar daños muy graves en el sistema respiratorio e incluso la muerte». En este sentido, la plataforma vecinal lamenta que el Ayuntamiento haya «impuesto» la construcción de un tanatorio «que no sólo perturbará la vida de barrio sino también la salud de las personas, incluso antes del inicio del actividad».

La entidad finaliza su comunicado diciendo que “el Ayuntamiento de Barcelona ha impuesto la construcción de un tanatorio que no sólo estropeará la vida de barrio sino también la salud de las personas, incluso antes del inicio de la actividad. No seamos bobos”.

Más información en: https://stoptanatori.wordpress.com/

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: