19 septiembre, 2020

Situación crítica para 12.000 solicitantes de asilo tras el incendio del campo de refugiados de Moria

Las condiciones en los centros de las islas de Lesbos, Quíos, Samos, Cos y Leros, según ACNUR, son “absolutamente inadecuadas”
campo de refugiados de Moria
Una familia huye de las llamas en el campo de refugiados de Moria, en la isla griega de Lesbos. (ACNUR)
R@MBLA

El incendio que comenzó la noche del 8 de septiembre ha destruido la práctica totalidad del Centro de Identificación y Registro de Moria, en la isla griega de Lesbos. Posteriormente, en las noches del 9 y del 10 de septiembre se habrían registrado nuevos incendios. Los últimos han afectado a los campos adyacentes a Moria, en una zona que se conoce como el “Olivar”, destruyendo los espacios de acogida que aún quedaban disponibles. Hasta el momento, no se ha informado del fallecimiento de ninguna persona, pero la mayoría de los refugios y pertenencias de los solicitantes de asilo han quedado completamente devastados.

En el centro, con una capacidad para menos de 3.000 personas, vivían 12.000 en condiciones de hacinamiento. Todas han sido inmediatamente evacuadas del lugar y necesitan refugio urgentemente. Entre ellas, hay más de 4.000 niños, de los cuales 407 no están acompañados, y otros grupos vulnerables, como mujeres embarazadas y ancianos.

A la amenaza del fuego, se suma la de la pandemia. En un entorno donde el lavado de manos y las medidas de distanciamiento social son prácticamente imposibles de llevar a cabo, se habían detectado 35 positivos de COVID-19 en el momento del incendio. La agencia de la ONU para los refugiados, ACNUR, ha pedido a estas personas que restrinjan sus movimientos y permanezcan cerca mientras se busca una solución con carácter temporal para poder alojarlos.

ACNUR ha desplegado inmediatamente a su personal sobre el terreno y ha ofrecido su ayuda a las autoridades griegas para apoyar a los afectados con transporte, refugio y artículos de emergencia, y para continuar fortaleciendo las medidas para prevenir la propagación del COVID-19. Está trabajando con sus socios para reubicar a los menores no acompañados en un alojamiento más seguro.

Soluciones a largo plazo

Una vez que se aborden las necesidades humanitarias urgentes, es necesario identificar soluciones a largo plazo para los refugiados y solicitantes de asilo en Moria y otros sitios de las islas griegas.

Los incidentes en Moria demuestran la necesidad de tomar medidas para mejorar las condiciones de vida, aliviar el hacinamiento, mejorar la seguridad, la infraestructura y el acceso a los servicios en la zona.

Puede que te hayas perdido

Real Time Web Analytics