La dirección y los sindicatos de Seat están negociando un plan de prejubilaciones voluntarias para hacer frente al “excedente de plantilla” que genera la fabricación del coche eléctrico, que requiere un 30% menos de horas para producirse que los de combustión.

Tras semanas de reuniones para pactar un nuevo convenio colectivo hasta 2026, ambas partes han acercado posiciones durante la reunión del viernes pasado y han abierto la puerta a que este plan social afecte a 1.330 trabajadores de la planta de Martorell, según han informado CCOO y UGT en un comunicado conjunto.

Seat aceptó que los trabajadores puedan solicitar la prejubilación un mes después de cumplir los 61 años, lo que incluye a 1.330 empleados que podrán hacerlo entre este año y 2026.

En anteriores reuniones, la empresa había cifrado en hasta 2.800 los empleados que no tendrán carga de trabajo con la electrificación de la planta.

Por otra parte, CCOO y UGT han asegurado que Seat ha aceptado abonar un complemento mensual del 70% del sueldo, las primas y el 100% de la antigüedad cada mes a los empleados hasta que cumplan los 65 años. Además, la automovilística reintegrará el coste del convenio especial con la Seguridad Social hasta la edad ordinaria de jubilación, que son los 67 años.

Mientras que la empresa quiere vincular el plan a la vigencia del convenio –es decir, hasta 2026-, los sindicatos han reclamado que se pueda prorrogar más allá de esta fecha.

Para los dos sindicatos, un plan voluntario para acceder a la jubilación  “en buenas condiciones” es “positivo”. Al mismo tiempo, han reclamado “abordar un acuerdo de traslados voluntarios a la fábrica de baterías de Sagunt (Valencia), garantizando las condiciones”.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: