El Hospital Clínic de Barcelona, a través de la Comisión de Violencia Intrafamiliar y de Género (CVIG), ha atendido un total de 468 personas, la mayoría mujeres, víctimas de violencia sexual en el Área de Urgencias durante el 2021. Esta cifra supone que en los últimos 5 años se han atendido a 2.023 agresiones sexuales.

Son datos de un informe hecho público este martes que demuestra que se vuelve a los niveles de prepandemia en el número de agresiones sexuales atendidas en el Hospital Clínic de Barcelona (503 agresiones sexuales en 2019).

Los datos recogidos demuestran que el 90% de las agresiones se cometieron a mujeres y el 10% a hombres. El 100% de los agresores fueron hombres y aproximadamente en el 50% de los casos conocidos por las víctimas. Si nos centramos en la edad de las víctimas, el 46% de las agresiones a mujeres fueron a jóvenes de entre 16 y 25 años de las cuales el 5,4% eran menores de edad (16 y 17 años).

El informe destaca que el 12% de las agresiones a mujeres las cometió más de un agresor, lo que representa el doble que en 2019. El 31,4% de las agresiones fueron cometidas bajo la sumisión química de la víctima, ya que existen indicadores que se produjeron bajo los efectos del alcohol o de otras sustancias que disminuyen el estado de conciencia, la capacidad de consentir y la posibilidad de respuesta para defenderse. Esta cifra es similar a la de los últimos años analizados, excepto en 2020 en que fue menor.

El 62,8% de las mujeres fueron violadas (vaginal, anal, bucal) y el 56% de las agresiones a mujeres se produjeron en un domicilio, mientras que el 18,3% fueron agredidas en la vía pública.

El estudio permite aflorar que 14 chicas, todas ellas menores de 25 años, fueron agredidas sexualmente por taxistas cuando volvían a casa después de una salida nocturna.

Según los datos del informe, 8 de las mujeres agredidas eran personas en situación de indigencia, lo que supone un aumento respecto a las 3 mujeres que lo estaban en 2020.

Descienden las agresiones por parejas o maridos por el fin de los confinamientos

El 6% de las víctimas fueron agredidas por su pareja, expareja o marido. En 2020 esta cifra fue más alta debido a los confinamientos domiciliarios que hubo debido a la primera y segunda ola de la pandemia del coronavirus, lo que comportó un total aislamiento de las mujeres y la falta de apoyo social y dificultades de acceso a los servicios de atención comunitaria.

Estas agresiones sexuales comportan siempre maltrato psicológico y con frecuencia lesiones y maltratos físicos como heridas, traumatismos, quemaduras y golpes, que también es necesario atender. Sin embargo, hay que tener en cuenta, que son un indicador de gravedad y riesgo para la seguridad de la mujer y de sus hijos/as.

Protocolo específico en el Clínic

El Hospital Clínic de Barcelona sostiene que la violencia adolece y las agresiones sexuales conllevan riesgos para la salud, provocan nuevas enfermedades y problemas de salud mental a corto y largo plazo. Las secuelas postraumáticas pueden aparecer inmediatamente después de la agresión, o aparecer semanas o meses después.

El Hospital Clínic como hospital de referencia en la atención a la violencia sexual, dispone de un protocolo específico y especializado, que implica a profesionales de enfermería, trabajo social, ginecología, cirugía, psiquiatría y psicología y de enfermedades Infecciosas.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: