2 diciembre, 2021

Revista Rambla Barcelona

Revista Rambla es un medio de comunicación independiente con sede en Barcelona.

Santiago Sierra regresa con otra obra polémica: una bandera de España bañada en sangre para denunciar el colonialismo

La pieza es resultado de sumergir la bandera en la sangre de representantes de países que han sido colonias españolas
Obra de Santiago Sierra con la bandera de España.

El artista Santiago Sierra, conocido por sus provocativas obras como el ninot de Felipe VI, apuesta de nuevo por la controversia en su nueva obra: una bandera de España sumergida en sangre de 40 donantes procedentes de excolonias y comunidades autónomas españolas con motivo del Día de la Fiesta Nacional.

El artista mostró la obra el pasado 12 de octubre, Día de la Fiesta Nacional, en la Fundación de Estudios Libertarios Anselmo Lorenzo de Madrid (FAL) bajo el título “Bandera Nacional de España”.

La pieza ha sido retirada, pero la idea es que sea presentada en otros lugares en un futuro, así como un vídeo de su proceso de creación, según ha explicado este viernes a Efe un miembro del equipo de Santiago Sierra.

La pieza es resultado de sumergir la bandera en sangre de cuarenta donantes representantes de países y regiones que han sido colonizados por España a lo largo de la historia. El proyecto cuenta con participantes de Argentina, Bolivia, Chile, Cuba, Ecuador y otros países sudamericanos y asiáticos.

En el proceso han participado más de 40 donantes de manera voluntaria. La sangre recolectada fue mezclada en una bandeja rectangular en la que se sumergió la bandera, hasta que se desecó por completo.

En el proyecto también han participado representantes de todas las comunidades autónomas con el objetivo de evidenciar “que las primeras víctimas del imperialismo suelen ser las poblaciones de origen”.

Devastación de culturas y civilizaciones

El concepto del colonialismo “está implícito en la obra”, explica el artista en una nota que ha difundido. La pieza hace énfasis en “la destrucción y el extractivismo” que ha ocasionado el imperialismo “generando la devastación de culturas originarias y civilizaciones enteras producto de la conquista y el saqueo”.

El proyecto “Bandera Nacional de España” invita a reflexionar “más allá del estereotipo” a reconsiderar los hechos históricos en un símbolo “adoptado por la sociedad contemporánea analizando su implicación histórica y representación actual”, añade.

Entre las obras más polémicas de Sierra, marcado por el mensaje político y la polémica, se encuentran el ninot de Felipe VI o «Presos políticos», una serie de fotografías con imágenes pixeladas con políticos catalanes o del 15M.