Los principales grupos de ultranacionalistas ucranianos fueron rodeados y destruidos por las Fuerzas Armadas rusas, según declaraciones del Ministerio de Defensa ruso.

«En medio del cerco y la destrucción por parte de las fuerzas rusas de los principales grupos de nacionalistas ucranianos, los países occidentales han incrementado el envío a las zonas de operaciones militares de los contratistas de las empresas militares privadas», ha declarado el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, el general Ígor Konashénkov.

«Los mercenarios extranjeros que han llegado a Ucrania están saboteando y asaltando los convoyes rusos de equipos y suministros, así como la aviación que los cubre», ha añadido Konashénkov. «Son los que aparecen en los videos de propaganda distribuidos en las redes sociales por los servicios especiales ucranianos. Evaden las cámaras de los supuestamente ‘locales'», ha añadido.

El servicio de inteligencia militar de EEUU ha lanzado una campaña de propaganda a gran escala para reclutar a los contratistas de las empresas militares privadas para su envío a Ucrania, en primer lugar, se está reclutando a los empleados de las empresas estadounidenses Academi, Cubic y DynCorp, ha dicho el Ministerio de Defensa ruso.

El Reino Unido, Dinamarca, Letonia, Polonia y Croacia han permitido a sus nacionales participar en operaciones de combate en Ucrania, el mando de la Legión Extranjera francesa tiene previsto enviar soldados de etnia ucraniana para ayudar al régimen de Kiev. Solo la semana pasada unos 200 mercenarios procedentes de Croacia llegaron a través de Polonia y se unieron a un batallón de nacionalistas en el sureste de Ucrania, según el Ministerio de Defensa ruso, que ha convocado hoy a un agregado militar croata.

Según el Ministerio de Defensa ruso, todos los ataques de los mercenarios extranjeros se llevan a cabo con armas suministradas por Occidente al régimen de Kiev: sistemas de misiles antitanque Javelin (EEUU), NLAW (Reino Unido) y misiles antiaéreos Stinger, cuyo dominio requiere un serio entrenamiento.

El Ministerio de Defensa ruso también ha declarado que los mercenarios enviados por Occidente para ayudar al régimen de Kiev no son combatientes según el derecho internacional humanitario, no tienen derecho al estatus de prisioneros de guerra y lo mejor que les espera, si son detenidos, es el procesamiento penal. «Instamos a los ciudadanos extranjeros que tengan previsto ir a luchar por el régimen nacionalista de Kiev a que se lo piensen siete veces antes de viajar».

Occidente aumenta el envío de mercenarios

Además, Occidente ha aumentado el envío de mercenarios a Ucrania, según Konashénkov. «Mientras que las Fuerzas Armadas rusas van cercando y eliminando a los principales grupos de nacionalistas ucranianos, los países de Occidente aumentan el envío de miembros de empresas militares privadas a las zonas de combates en Ucrania», ha dicho el general.

Konashénkov ha relatado que varios países europeos autorizaron oficialmente el envío de mercenarios a Ucrania. «El Reino Unido, Dinamarca, Letonia, Polonia y Croacia autorizaron oficialmente a sus connacionales participar en combates en el territorio de Ucrania», ha precisado el portavoz.

Por otra parte, también ha comentado que los servicios de inteligencia militar de EEUU intensifican la propaganda para enviar mercenarios a Ucrania. «La inteligencia militar estadounidense lanzó una amplia campaña de propaganda para reclutar a miembros de empresas militares privadas que combatirán en Ucrania contra las fuerzas rusas», ha apuntado Konashénkov. Según ha detallado, se trata de empresas militares norteamericanas como Academi, Cubic y Dyn Corporation.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: