El ministro del Interior español, Fernando Grande-Marlaska, ha ordenado la retirada de las condecoraciones afectadas por la ley de memoria democrática. Esta decisión repercute directamente en el expolicía franquista Antonio González Pacheco, también conocido como Billy el niño, responsable de todo tipo de torturas. De todas formas, es una retirada post mortem porque murió en el 2020 a los setenta y tres años a raíz de complicaciones relacionadas con la COVID-19.

La exvicepresidenta primera del gobierno, Carmen Calvo, anunció en mayo de 2020 que el ejecutivo tenía la intención de retirar todas las condecoraciones al torturador, algo que también reclamó el Congreso, pese a la abstención del PP y el voto en contra de Vox, Foro Asturias, Navarra Suma y el diputado del PP Adolfo Suárez Illana.

Sin embargo, la ejecución de la medida se ha realizado casi tres años después de la muerte del policía.

Escándalo por la pensión

La retirada de las condecoraciones se puso sobre la mesa en la primavera del 2018, cuando todavía gobernaba Mariano Rajoy. Ese año se reveló que ‘Billy el niño’ cobraba una pensión pública por sus servicios durante la dictadura. Unidas Podemos llevó el caso al Congreso y reclamó su retirada. Sin embargo, el ministro Juan Ignacio Zoido se negó.

Ante la perplejidad de muchos diputados, Zoido defendió que no había sentencia alguna que acreditara las torturas. «Si así fuera, no habría sido condecorado y le habría caído todo el peso de la ley encima», dijo. Ante los reproches de Unidas Podemos, el ministro añadió: «Ustedes no me darán lecciones de defender a un torturador, nunca lo he hecho».

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: