Miles de personas salieron a las calles de Europa este domingo, Primero de Mayo, en marchas con demandas salariales o de seguridad social y en protesta por los altos precios y la desigualdad. En Francia, la policía disparó gases lacrimógenos contra los manifestantes.

En la primera movilización social luego de la reelección del presidente Emmanuel Macron, miles de manifestantes en toda Francia salieron a las calles para participar en marchas por el Día del Trabajador.

Las primeras movilizaciones se produjeron en ciudades como Nantes, Rennes, Marsella, Lyon, Dijon y Estrasburgo al final de la mañana, donde sindicatos y asociaciones protestaron por los bajos salarios, el bajo poder adquisitivo, la emergencia ecológica y, sobre todo, por la reforma de las pensiones, recogen medios locales.

Según la Confederación General del Trabajo de Francia (CGT), se anunciaron alrededor de 250 puntos de reunión.

En París, la manifestación comenzó poco después de las 14:30 (hora local) desde la Plaza de la República hacia la Plaza de la Nación. Según los informes, los policías dispararon gases lacrimógenos tras enfrentamientos con los asistentes, minutos después de iniciada la movilización.

El líder del partido Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon, declaró que “el 1 de mayo es la fecha para reunirse por la reducción del tiempo de trabajo”.

“La sociedad se hace justicia a sí misma y construye un mundo mejor cuando permite a las personas vivir dignamente, poder hacer algo más que trabajar, aunque para muchos el trabajo es una forma de realización, ya que también es servicio a los demás”, dijo.

Por su parte, Fabrice Angéi, secretario de la CGT, dijo al medio francés Le Figaro que “la principal preocupación últimamente era asegurarse de que la extrema derecha fuera derrotada (…) Si hubiéramos tenido 15 días más para prepararnos, hubiera sido mejor”.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: