16 mayo, 2021

Reporteros Sin Fronteras denuncia falta de rigor «escandalosa» en datos del covid en España

Fernando Simón. (Archivo)

El índice de libertad de prensa de Reporteros Sin Fronteras llega en un momento en el que la opacidad del Gobierno de Sánchez con respecto a la gestión de la pandemia está quedando cada vez más de manifiesto. Basta con mirar las últimas resoluciones del Consejo de Transparencia y Buen Gobierno para confirmar los altos índices de opacidad y falta de transparencia democrática del gobierno. La ONG ha denunciado una falta de rigor «escandalosa» en los datos de la pandemia facilitados por las autoridades españolas durante la pandemia, así como la opacidad en referencia a su evolución.

“En el último año, los periodistas han criticado la falta de transparencia mostrada por Sánchez y su Gobierno”, afirma la ONG. “Los periodistas han estado particularmente preocupados por las ruedas de prensa en las que no han podido hacer preguntas o solo se han permitido preguntas previamente filtradas por el Gobierno“.

Los periodistas en España, apostilla la organización internacional, “también han mostrado preocupación en torno a medidas para combatir la desinformación  y los obstáculos para cubrir la llegada de migrantes al país”. En ocasiones, ha sido muy difícil conseguir información supuestamente pública sobre estos asuntos.

“La falta de transparencia fue exacerbada por el estado de alarma y las restricciones draconianas de confinamiento durante los primeros meses de la pandemia. Los periodistas lo tuvieron difícil para cubrir lo que estaba pasando en los hospitales o las morgues, y para obtener cifras fiables y regulares, que a menudo tenían que calcular por su cuenta, sin ayuda del Gobierno”.

Las quejas de Reporteros Sin Fronteras se suman a las críticas realizadas el pasado 31 de marzo por el Departamento de Estado de los Estados Unidos, cuyo informe anual de derechos humanos apuntaba que “hubo múltiples informes de ataques verbales de altos cargos del Gobierno a determinados medios de comunicación y periodistas concretos“. El documento señalaba directamente a Pedro Sanchez y a Pablo Iglesias.

El informe indicaba  cómo el 1 de marzo de 2020 el jefe del Ejecutivo acusó a los medios conservadores de “agitar la sociedad” siempre que perdían las elecciones. Ese mismo día, el líder de Unidas Podemos se dirigió también a los medios de comunicación para acusarles de haber ofendido “la dignidad del periodismo”.

Este informe acusa a Iglesias de intimidar a periodistas. En concreto, también en marzo, amenazó a un redactor por publicar una información que comprometía la financiación de Podemos.

En la misma linea, el Informe denunciaba que Pablo Echenique atacó “el profesionalismo de un presentador de televisión” el pasado mes de julio a través de su cuenta de Twitter.

«Reporteros Sin Fronteras y otras organizaciones de libertad de prensa, sin embargo, indicaron que las restrictivas leyes de prensa del país y su aplicación han concluido en censura y la autocensura de periodistas”, indica el informe.