Cerca de un millar de combatientes del batallón ultranacionalista ucraniano Azov, militares ucranianos de distinto rango y mercenarios extranjeros que se encontraban escondidos en la planta metalúrgica Azovstal, situada en la ciudad de Mariúpol, se han rendido.

“En las últimas 24 horas, 694 combatientes, entre ellos 29 heridos, se han convertido en prisioneros. Desde el 16 de mayo, 959 combatientes”, se han rendido, ha comunicado este miércoles el Ministerio de Defensa de Rusia.

De esta cifra, 80 son heridos, de los cuales unos 51 fueron enviados a un hospital de la ciudad de Novoazovsk, en la República Popular de Donetsk, detalla la nota.

Mariúpol, en la zona sureste de Ucrania, es un importante punto focal de los combates en los últimos tiempos y de tomarlo, Rusia podría establecer un corredor terrestre que conduzca de la región del Donbás (este) a Crimea.

Moscú controla Mariúpol desde abril; sin embargo, cientos de soldados ucranianos seguían atrincherados en los túneles bajo Azovstal, cercada por las tropas rusas.

No obstante, en estos momentos continúan apareciendo combatientes ucranianos con los brazos en alto, por lo que ya se considera que la rendición es total y que Mariúpol está completamente controlada por fuerzas rusas.

Por su parte, los medios de comunicación españoles tildan de héroes a los combatientes de Azov, incluso a sabiendas de que está unidad militar integrada en las FAU está exclusivamente formada por neonazis. Así abría esta noche el informativo Tele 5:

En total, desde el inicio de la operación militar,  las tropas rusas han destruido 168 aviones, 125 helicópteros, 912 vehículos aéreos no tripulados, 309 sistemas de misiles antiaéreos, 3.134 tanques y otros vehículos blindados, 385 lanzacohetes múltiples, 1.542 unidades de artillería de campaña y morteros, así como 2.983 vehículos militares especiales.

Redacción en Revista Rambla | Web | Otros artículos del autor

Este artículo ha sido redactado y/o validado por el equipo de redacción de Revista Rambla.

Comparte: